AL CALOR DE LAS TRADICIONES

Resacón en San Blas

Se está convirtiendo en una romería peculiar y casi única, al celebrarse en el centro de la ciudad y durante todo el día. 

Una imagen de la romería de San Blas.

Una imagen de la romería de San Blas. / CARLA GRAW

La ilusión puesta por los organizadores de la romería era mucha (asociación de vecinos, ayuntamiento y parroquia). Todos esperábamos lo mejor, las previsiones meteorológicas acompañaban y ya solo cabía aguardar la respuesta de los cacereños. Y a fuerza de ser ecuánimes, es verdad que todas esas previsiones se vieron superadas, para bien. Desde primeras horas de la mañana, cuando la presencia del sol era evidente, comenzaron a aparecer los grupos que llevaban sus mesas para coger un buen sitio donde pasar toda la jornada. 

La centenaria cita con San Blas se está convirtiendo en una romería en el centro de la ciudad, a lo largo de todo el día, lo que hace de ella una romería peculiar y yo diría que casi única. 

Es verdad que dependemos mucho del tiempo. El éxito de la fiesta está relacionado con el sol y con una buena temperatura (el frío y el viento la deslucen). Dejando esto aparte, lo cierto es que nos queda el éxito de la romería 2024: la jornada favoreció el encuentro, la relación y la añoranza por parte de algunos de lo vivido en años pasados.

Las actuaciones de El Redoble y de Mansaborá aportan la calidad de las cosas bien hechas, y si tienen relación con el folklore y las tradiciones musicales de nuestra tierra, más que mejor. Es una satisfacción poder escuchar las voces y los bailes de estos grupos, que durante todo el año se dedican a recuperar lo que de otra manera se perdería irremisiblemente. 

Solo nos queda no decaer en el intento, y aspirar a que el próximo año sea mejor. En cuanto a lo que nosotros podemos aportar, tenemos que ser originales, asegurar lo logrado (niños y mayores ataviados con refajos) e introducir cosas nuevas (Carantoñas, el Jarramplas…) para que la cosas vaya a más.

Desde la parroquia seguiremos presentando a San Blas como el abogado del entendimiento entre todos los que vivimos en esta ciudad. Que la celebración haga que estemos unidos y así poder conseguir otros objetivos de los que los extremeños estamos tan necesitados.

¡Viva la Romería de San Blas!