Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda RFEF

El Mérida recupera efectivos para el derbi ante el Villanovense

Héctor Camps y Emilio Cubo son las únicas bajas del conjunto romano

Jugadores del Mérida durante un entrenamiento de esta semana. MÉRIDA AD

Hace una semana, Juanma Barrero, entrenador del Mérida, tuvo que hacer florituras para conformar una defensa inédita. «Pensamos incluso en Aitor Pons como lateral derecho, pues no estaban ni Emilio Cubo ni Guille Perero, pero era mucho riesgo frente al potencial del Cacereño, era rizar el rizo», dijo este viernes el preparador. Terminó jugando Felipe Alfonso con un esguince en el tobillo que solo le permitía estar «a un 60 por ciento de sus condiciones, nos iba avisando, asumimos el riesgo y salió bien». Pero esos problemas de efectivos son cosas del pasado, ya que para el duelo de este domingo ante el Villanovense recupera efectivo.

Para esta semana vuelven los sancionados Nacho González y el propio Perero, además de José Gaspar, que la semana pasada entró en convocatoria, pero no estaba para jugar, y Alfonso ha tenido una semana más de recuperación. En el capítulo de bajas se mantienen las de Héctor Camps y Cubo, con sendas microrroturas. «Esperemos que estén para la última jornada». 

Ultimo partido de la jornada

El encuentro del domingo frente al Villanovense cierra la jornada al disputarse a las 20.00 horas, una circunstancia en la que «ni pincho ni corto, es cuestión del club, creo que por las comuniones», reconoce el técnico, quien afirma que «en general jugamos casi siempre sabiendo bastantes resultados, es algo que no nos afecta porque hemos tenido de todo, pensamos en lo nuestro y poco más».

Precisamente, mirando hacia los suyos, el preparador romano defiende el estado físico de su equipo: «En Cáceres terminamos con un disparo al palo de Lolo Plá, si eso es cansancio… yo no sé dónde está», explicando además que «los datos de los GPS dicen que estamos en el momento en el que más corremos, más sprint hacemos y más saltamos. Pero hay que jugar con lo que hay que jugar, el esguince de Felipe no es por cansancio, y lo de Emilio no es por cansancio, es un taconazo en la última jugada del entrenamiento».

Compartir el artículo

stats