Kiosco

El Periódico Extremadura

Pádel. World Padel Tour

Josemaría y Sánchez conquistan el Málaga Open

Extremeña y catalana se apuntan su cuarto título del año tras ganar 6-3 y 6-3 a Alejandra Salazar y Gemma Triay en la final

Paula Josemaría y Ariana Sánchez tras ganar la final del Málaga Open. World Padel Tour

Cuarto título del año para Paula Josemaría y Ariana Sánchez, que se van de vacaciones con el Málaga Open en el zurrón. La duodécima prueba de la temporada del World Padel Tour regaló a los aficionados a este deporte que no para de crecer todo un clásico, el duelo entre las duplas número uno y dos, que por octava vez este año se veían las caras en el partido definitivo por el título. La estadística es favorable a Alejandra Salazar y Gemma Triay, pero en esta ocasión doblaron la rodilla ante Josemaría y Sánchez por 6-3 y 6-3.

Agresivas desde el principio, como demostraron arrollando a sus rivales en las rondas previas, Paula y Ari no dieron un respiro a sus rivales. Les recortan puntos en la batalla por el número uno, pero, como dijo Josemaría al final, no es momento de hablar de eso, sino de disfrutar de una victoria trabajada, de esas que sobre todo sirven para quitarse un peso de encima y demuestra que a Salazar y Triay, ganadoras de siete de los doce torneos disputados, también se les puede ganar. Y con mucha solvencia, como mostraron la extremeña y la catalana este domingo.

“Ha sido la mejor final del año”, apuntaba Ari, que destacaba la concentración desde el minuto uno, un estado que las número 2 supieron mantener sin fisuras hasta el último punto. “Cuando en la pista sale lo que trabajas, es un día muy feliz”, añadía la jugadora de Reus.

Josemaría se dispone a volear de revés. World Padel Tour

Superadas las dos primeras rondas con relativa facilidad, Paula y Ari tenían una prueba mucho más exigente este domingo. Ganar a Salazar y Triay requiere de muchos más factores que jugar bien. No se puede fallar, no se les puede regalar nada, porque son las número uno y a la mínima hacen daño. Lo comprobaron las contrincantes, que supieron mantenerse frías para no aflojar en esos momentos en los que algunos errores no forzados podían llevarlas a la desesperación.

El primer juego fue una declaración de intenciones por parte de ambas parejas. Quien quisiese puntuar iba a tener que sudar. Puntos largos, buscando no arriesgar. Se lo quedaron Paula y Ari, que a continuación quebraron el de sus rivales (2-0). Pintaba bien la final. Pero ante las número uno no se puede aflojar lo más mínimo y a continuación recuperaron la rotura con un contrabreak en el primer punto de oro del partido y asegurarse su servicio a continuación. 2-2 y volver a empezar.

En el sexto juego las mejores Paula y Ari aparecieron para volver a quebrar el saque de sus rivales. Aunque con más apuros de los esperados tras ponerse 0-40 (4-2). A continuación apretaron puños para, de nuevo en el punto de oro, retener su saque y dejar encarrilado el set (5-2), que cerraron con un 6-3 a su favor.

Habían sido firmes Josemaría y Sánchez que, sobre todo, habían sido capaces de neutralizar una de las principales armas de sus rivales, la pegada de Gemma Triay. Habían impuesto, además, su ritmo de partido, con una bola más lenta que obligaba a las número uno a poner ellas la velocidad y, como consecuencia, cometer más errores no forzados.

Cambió algo en la segunda manda. La bola corría más. Ale y Gemma querían mandar, pero Paula y Ari no estaban dispuestas a ceder ni un milímetro. Cada dupla se apuntaba su saque. Fue así hasta el 3-3. Al séptimo juego llegaban Josemaría y Sánchez tras llevarse su servicio en blanco y de la misma forma quebraron es de sus rivales. Dos errores no forzados y dos puntazos de Paula hicieron subir el 4-3 al marcador.

Paula Josemaría. World Padel Tour

La estocada había sido serie. Retuvieron su saque con sufrimiento, en el punto de oro (5-3) y a la tercera bola de partido, la alegría, la euforia de ganar a esa pareja a la que tanto cuesta doblegar. Por eso el Málaga Open tiene un sabor especial. Por eso y porque lo podrán saborear durante todo un mes de vacaciones.

El circuito volverá en septiembre. Por delante quedan nueve torneo y el Master Final, diez citas en las que las duplas uno y dos seguro volverá a encontrarse en más ocasiones. Tendrá que ser, eso sí, en el partido final por el título. Como hasta ahora.

Compartir el artículo

stats