Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera y Segunda RFEF

El Cacereño, solamente inferior en penaltis al Badajoz

El cuadro pacense gana en el desempate de los 11 metros tras la igualada en los 90 minutos (1-1)

Pedro Ramírez (Cacereño), intentando sobrepasar a un rival. CarlaGraw

Solamente fue superior en los penaltis el Badajoz al Cacereño en el torneo local tras un 1-1 final que podía haber sido triunfo verde de haber aprovechado David Grande un lanzamiento desde los 11 metros a falta de escasos 10 minutos para el término del duelo. Fue un choque igualado con más fútbol y ganas de los propietarios del estadio Príncipe Felipe y más dudas en los visitantes. La credibilidad de los de Julio Cobos vuelve a ganar enteros ante un equipo de superior categoría que no ejerció como tal, solamente al inicio.

Por el Cacereño el once titular fue Alfonso, Pedro Ramírez, Traoré, Manolo Molina, Gomis, Clausí, Bermu, Garci, Samu Manchón, Iván Fernández, Solano.

Por el Badajoz jugaron de inicio Narváez, Mariano, Mancuso, Borja García, Edu, Calderón, Burlamaqui, Marco Tulio, Zelu, Alfaro y David Soto.

Salió el Badajoz mandón, acaparando el balón casi en su integridad ante un Cacereño con mayor número de teóricos suplentes. Su dominio se tradujo en un gol de Marcos Tulio en el minuto 10 aprovechando un boquete en el centro de la defensa local. Resultado lógico entonces.

Espoleó el tanto al decano, que ya sí respondió verdaderamente al reto. La banda de Pedro Ramírez y Garci, la derecha, fue la más concurrida y amenazadora, aunque el mejor volvía a ser Bermu, reivindicado como jugadorazo y estandarte del equipo esta temporada. Los galones son suyos. Se los ha dado Julio Cobos y se los ha ganado él.

El encuentro, presenciado por 1.378 aficionados, era ya parejo y la grada también se animó.

Solano rozó el empate en una falta directa (min. 25) a la que respondió con prestancis Narváez. Lo intentó poco después Clausí en un trallazo que se fue alto. Escaramuzas locales por entonces.

El Badajoz de Isaac Jové, más especulativo, se acomodó en sus dominios amparado en la solvencia de sus centrales y esperando una contra. No había prisa, con la maduración de un partido oficial. Y el CPC pujaba fuerte, con Manchón de protagonista, pero sin la profundidad necesaria. Zelu obligó a Alfonso a intervenir en el 40. El equilibrio marcó el intermedio.

Segundo tiempo

En el segundo acto, con más cambios de inicio en los pacenses, con dinamita incluida con la entrada de Ferrón y Álvaro, el partido siguió parejo.

Empató Traoré (primer gol encajado en la pretemporada por el Badajoz) tras aprovechar una mala salida de Narváez (min. 59, 1-1) y el partido se sobredimensionó, con los locales y el público excitados ante la perspectiva de ganar.

Hubo múltiples cambios en el 63 y el Cacereño tenía a cuatro centrales dentro, con Traoré y Molina en banda, además de dos ‘9’ puros. Todo estaba por decidir y aquello pareció un desafío. Iba en serio el clásico extremeño.

Adilson era la amenaza pacense con su velocidad y tuvo su opción en el 73. Se desperezaba el Badajoz, entonces dominador. 

Pero había más. Samu Manchón, tan listo como era en su día en el césped su padre, Luis, provocó el penalti que lanzó David Grande a lo Panenka. Le adivinó las intenciones Narváez (min.79).

Debutó el mexicano Telles con buenas pinceladas, jugó con descaro el canterano Nieto y el CPC achuchó entre el entusiasmo de sus fieles. Al final, tras el paradón de Iván Moreno a tiro de Theo Chendri, armisticio antes de los penaltis para desempatar. 

Por los locales marcaron consecutivamente Telles, Manolo Molina, Karim y fallaron Ruymán y David Grande. Por el Badajoz anotaron Álvaro, Valcarce, Carlos Cordero y Chendri y no hizo falta un lanzamiento final.

Compartir el artículo

stats