Segunda Federación

El Badajoz impone su pegada

Los blanquinegros ganan 1-2 al Villanovense en un duelo ajustado y salen del descenso 

Samu Manchó, del Badajoz.

Samu Manchó, del Badajoz. / CD BADAJOZ

1- Villanovense: Lázaro, Samu Hurtado (Benji, min. 51), Guille Campos, Ángel, Manolillo (Pajuelo, min. 82), Relu, Mario González, Bermu, Isra Cano (Isra Cano, min. 51), Alberto Fuentes, Sillero (Agudo, min. 64).  

2- Badajoz: Narváez, Grimá, Borja López, Dani Cordero, Cordero, Miguel Núñez, Toni Jou, Castri (Fidel, min. 61), Samu Manchón (Sandro, min. 80), Jurgi (Chacartegui, min. 71), Carlos Cinta (Aketxe, min. 71). 

Goles: 0-1 Castri (min. 9), 0-2 Cinta (min. 54), 1-2 Mario (min. 80).

Árbitro: Sáez Vital (comité andaluz). Amonestó a los locales Manolillo, Guille Campos y Benji y a los visitantes Manchón, Castri y Borja López. 

Estadio: encuentro correspondiente a la décima jornada de liga del grupo quinto de Segunda Federación disputado en el Municipal Villanovense ante la presencia de 2.000 aficionados, unos 500 de ellos de Badajoz.

En el fútbol lo que valen son los goles y en eso del acierto el Badajoz estuvo más fino ante un Villanovense que mereció más premio, pero que pagó caro la falta de acierto en ataque. Lo más justo quizás fue un empate, pero al final el cuadro blanquinegro hizo buenas las ocasiones de las que dispuso y se acabó llevando el duelo en medio de un gran ambiente en el feudo serón. 

La primera parte estuvo más que igualada, pero entre el acierto de unos, el cansancio acumulado de otros y la incapacidad del árbitro para gestionar el partido privó al respetable de gozar de un espectáculo mayor en los primeros 45 minutos. Y eso que el Villanovense salió con ganas en la primera parte. De hecho, nada más comenzar Isra Cano tuvo el primero en sus botas tras una indecisión de la zaga pacense. Sin embargo, el andaluz, que se quedó sólo ante el portero, no definió bien y perdonó. Luego fueron Samu Hurtado y Bermu los que lo intentaron por banda derecha con sendas internadas en el área que defendió bien la zaga visitante. 

Sin embargo, como esto del fútbol se basa en el acierto, el Badajoz estuvo más pillo en esas lides. Tanto fue así que la primera clara que tuvo fue para dentro. El más listo de la clase fue Castri, que aprovechó un balón dividido dentro del área para hacer el primero del encunetro con una volea ante Lázaro ante la pasividad defensiva del Villanovense. 

El gol le sentó como un jarro de agua fría al equipo de Gus, que a partir de entonces empezó a entrar en la desesperación del juego pausado del Badajoz. Los de iñaki Alonso gestionaron a las mil maravillas el paso de los minutos sufriendo poco y juntando las líneas para impedir las acometidas del equipo serón. 

Por eso el partido entró en un periodo de mucha intensidad e interrupciones constantes con un Badajoz que quiso salvaguardar mucho y jugar más bien poco. El Villanovense, por contra, lo intentaba sin demasiado acierto ante un cuadro pacense bien plantado en defensa. 

A l a media hora de encuentro lo intentó Bermu con una buena jugada individual que no supo concretar con un buen servicio al área y luego, Alberto Fuentes, en otra buena jugada individual, se internó en el área y casi marca ante Narváez, pero le falto acierto al atacante del equipo serón. 

El Badajoz, al ataque

Si el final de la primera parte fue con el Villanovense atacando, el inicio de la segunda fue todo lo contrario. El Badajoz ajustó en vestuarios y la imagen de los de Iñaki Alonso en la segunda mitad fue completamente opuesta, al menos durante el primer tramo. De hecho, nada más comenzar Carlos Cinta vio puerta tras fabricarse de la nada tanto de auténtico goleador. El que fuera jugador del Mérida peleó el balón ante Guille Campos, le ganó la partida y desde la frontal del área se sacó un misil inapelable a la escuadra de la portería de Álex Lázaro, que no pudo hacer sino adornar el gol con una bonita estirada. 

Con la ventaja de dos goles en el marcador, el Badajoz se comenzó a sentir mucho más cómodo sobre el terreno de juego ante un Villanvoense que parecía acusar el desgaste físico de haber jugado tres partidos en apenas ocho días. Sin embargo, alentados por su afición, los de Gus siguieron insistiendo en busca de ese gol que les metiera de nuevo en la pelea. Primero con una ocasión de Guille Campos dentro del área que se marchó fuera y luego con una jugada de Mario González que acabó repeliendo la zaga contraria dentro de su propio área. Eso sí, en medio del ímpetu serón el Badajoz también tuvo sus opciones, como por ejemplo con un disparo lejano de Sandro tras un error en la salida de balón que se marchó fuera por poco. 

No fue hasta casi el final cuando Mario acortó distancias gracias a un gran servicio de Benji por banda. Sin embargo, con todavía diez minutos más el alargue por disputar, el Villanovense no fue capaz de percutir la defensa de un Badajoz que gestionó bien el paso de lo s minutos y que amaró los tres puntos como oro en paño.

Gus:«Hemos sido superiores al Badajoz» 

El técnico del Villanovense, José González ‘Gus’, valoró de manera «negativa» la derrota de su equipo ante el Badajoz. Desde su punto de vista su equipo mereció mucho más ante los blanquinegros a tenor de las ocasiones dispuestas por uno y otro lado. «El equipo ha generado mucho, hemos sido superiores y el resultado ha sido injusto», valoraba tras el choque el preparador serón. Aún así, valoró el esfuerzo de su equipo en una semana de tres partidos, algo que no ha acusado la plantilla a nivel físico. «No nos hemos resentido de la Copa del Rey y no se puede decir nada del esfuerzo», señaló al respecto. Y es que para Gus su equipo tuvo ocasiones «muy claras» para haber marcado más goles, por lo que considera que «la justicia en el fútbol no tiene sitio». Incluso argumentó que el partido lo podrían haber dejado encarrilado en el primer cuarto de hora. 

Iñaki Alonso:«Era un reto lograr ganar en Villanueva»

El entrenador del Badajoz, Iñaki Alonso, agradeció a la afición el haber apoyado a su equipo en Villanueva de la Serena. «Nos han dado esa energía que luego se nota en el campo», dijo al respecto. Sobre el encuentro, Alonso apuntó que con el 0-2 los suyos tendrían que haber cerrado el partido y valoró el hecho de que su equipo supiera sufrir durante el tramo final de encuentro. «Para los equipos es muy necesario saber sufrir, hoy hemos vuelto a ganar fuera de casa, era un reto y lo hemos sacado adelante», dijo sobre la victoria, ya que el Badajoz no ganaba fuera de casa desde enero. Así, dijo que «cada semana hay que vivirla como si fuera la última porque el grupo es muy competitivo». Sobre el hecho de acabar sufriendo, Iñaki Alonso dijo también que el partido lo tenían «controlado» y que si no se cierra del todo «es normal que se acabe sufriendo, más en casa del Villanovense».