Fútbol. Segunda Federación

Empate del Villanovense en un final de infarto

El conjunto serón iguala con el Unión Adarve con dos goles, uno para cada equipo, en el descuento (1-1)

Samu Hurtado pugna por el balón con un jugador del Unión Adarve.

Samu Hurtado pugna por el balón con un jugador del Unión Adarve. / Unión Adarve

Área 11

1 - Unión Adarve: Adrián Fernández; Meseguer (Gonzalo Expósito, min. 80), Juanma, Adrián Jiménez, Sotres; Ortolá (Nouaman, min. 80), Hakim; Albur (Miñambres, min. 67), Diego, Fran García (Fer Harta, min. 57); Álvaro Sánchez.

1 - Villanovense: Álex Lázaro; Samu Hurtado, Ángel Gómez, Relu, Manolo Ortiz; Alberto Fuentes (Javi Sánchez, min. 85), Mario González, Yimi (Pajuelo, min. 71), Facu (Benji, min. 61); Isra Cano, David Agudo (Sillero, min. 71).

Goles: 1-0: minuto 91, Hakim. 1-1: minuto 94, Benji.

Árbitro: Mazo Maruri (vasco). Amarilla a Fran García, Meseguer, al técnico local y Mario Escolante, en el Unión Adarve; y a Relu, Ángel Gómez, Pajuelo y Alberto Fuentes, en el Villanovense.

Incidencias: Partido disputado en el estadio Vicente del Bosque. Unos 250 espectadores.

El Villanovense rescató un punto en el último suspiro frente a un Unión Adarve que se había adelantado poco antes, ya en tiempo de prolongación (1-1). Podría decirse que los 90 minutos anteriores a ese final de infarto sobraron. Mucho respeto y contadas ocasiones para unos y otros, aunque Álex Lázaro sostuvo a su equipo con algunas intervenciones de muchísimo mérito. Cumplido el tiempo reglamentario, Hakim resolvió un barullo para adelantar a los suyos. Poco después, el portero serón evitaba el segundo, Javi Sánchez enviaba en largo sobre la carrera de Benji y este firmaba la igualada tras regatear a Adrián Fernández. Sin duda, el resultado más justo tras lo acontecido en el partido.

La inminente visita del Betis al Municipal Villanovense (miércoles 6, a 19.00 horas) en la segunda ronda de la Copa del Rey, marcó la previa del partido. Y eso que Gus trató de aislar a los suyos del ambiente, asegurando que el partido más importante siempre es el siguiente y que visitaban un campo difícil debido a sus reducidas dimensiones, a las que están mucho más adaptados los ‘lobos’ de Mario Escolante. El técnico mantuvo intactas la portería, la zaga y la referencia ofensiva con David Agudo. Pero introdujo hasta tres cambios en la medular, dando sitio en el once titular a Yimi, Facu e Isra Cano y dejando fuera a Bermu, Benji y Guille Campos, que ni siquiera entró en la convocatoria.

Con Alberto Fuentes tirado hacia la banda derecha e Isra Cano como media punta, los serones se plantaron en el Vicente del Bosque con un claro 1-4-4-2 para resguardar la portería del previsible arranque en tromba de los madrileños. Y lo consiguieron, pues salvo una acción en la que Relu se jugó la roja prematuramente al patear a un contrario en un balón dividido, poco sucedió durante los primeros minutos. De hecho, la primera ocasión digna de reseñarse fue un chut de Alberto Fuentes desde la frontal del área que atajó sin problemas Adrián Fernández, cumplido el minuto 13.

Un Villanovense nervioso

Poco después, era Isra Cano el que no lograba conectar bien el remate tras un centro de Facu desde la banda, también fácil para el cancerbero adarvista. Se sentía cómodo el Villano sobre el terreno de juego, pero una serie de desajustes pusieron nerviosos a los de atrás y el Adarve se hizo con el control del juego. Un cabezazo de Juanma tras un córner se perdió fuera por muy poco. Casi de inmediato, se lió Ángel Gómez al despejar y Lázaro tuvo que jugarse el tipo para evitar el gol de Albur en el mano a mano. Y de nuevo estuvo atento para adelantarse ante un Fran García que le había ganado la espalda a los centrales. Gus respiró cuando el colegiado señaló el descanso, porque los suyos se veían superados por el rival en ese tramo del partido.

A la vuelta de vestuarios, se impuso el respeto mutuo y el equilibrio fue la tónica durante muchos minutos. Durante el primer cuarto de hora, lo único que pasó fue un disparo del local Hakim que se marchó fuera. Y, en el 65, Alberto Fuentes reventaba el balón contra la cruceta, en la que fue la oportunidad más clara hasta ese momento para el conjunto verde. Hubiera sido un auténtico golazo.

Carrusel de cambios

Escolante metió a Fer Harta, habitualmente titular, como segundo punta y el técnico serón replicó sustituyendo a un intrascendente Facu Álvarez para dar entrada Benji. Y, de repente, todo cambió, ya que el hispano dominicano se convirtió en una pesadilla para los rojinegros. Comenzó protagonizando una rápida contra en la que Adrián estuvo muy rápido para adelantarse a su intento de remate. Poco después, puso un balón al que no llegó por muy poco Sillero, que junto a Pajuelo habían reemplazado a David Agudo y Yimi, respectivamente.

Y, entonces, Gus entendió que era mejor no asumir riesgos frente a un Adarve cada vez más volcado y sustituyó a Alberto Fuentes para incorporar a un tercer central, Javi Sánchez, que ayudase a despejar los balones aéreos que empezaron a colgar los madrileños buscando hacia Álvaro Sánchez y, sobre todo, Fer Harta, que no pudo superar a Lázaro en otra buena intervención del guardameta y al que, a continuación, se le anuló un gol por fuera de juego.

En el 91, todo saltó por los aires, cuando Hakim estuvo más listo que los defensores tras un despeje de Álex Lázaro para batir la portería serona. Quedaban apenas cinco minutos, en los que Álex tuvo que multiplicarse para evitar el segundo y, entre ambas paradas, Benji tuvo fe para correr tras el patadón de Javi Sánchez, pilló a la defensa descolocada, superó a Adrián Fernández y marcó el gol que evitó la segunda derrota consecutiva del Villanovense. Un empate con sabor a victoria, por cómo aconteció y, ahora sí, a disfrutar cien por cien de la fiesta copera.