Natación. Campeonato de España de invierno

El placentino César Castro bate el récord de España de 200 metros libre

El extremeño asegura la mínima ‘B’ para los Juegos de París-2024

César Castro se lanza al agua en el pasado Mundal de Doha.

César Castro se lanza al agua en el pasado Mundal de Doha. / EFE

Gesta con acento placentino. El nadador extremeño del CN Terrassa César Castro batió este sábado el récord de España en los 200 metros libre, con un tiempo de 1:46.46, en la final del Campeonato de España de invierno que se disputa, del 21 al 25 de febrero, en las instalaciones del Club Natació Sabadell. De este modo, el nadador extremeño supera la plusmarca nacional que él mismo había establecido el pasado 16 de febrero en el Mundial de Doha, con un crono 1:47.01.

La marca también supone un enorme paso para que Castro consiga estar en los próximos Juegos Olímpicos de París, ya que supone al menos alcanzar la llamada mínima ‘B’ establecida por la Federación Española.

Dependiendo del número de nadadores seleccionados con mínima ‘A’ y de su momento de forma, Castro podría entrar en la relación definitiva, aunque es algo que todavía se tiene que decidir en los próximos meses. Además, en las competiciones que restan hasta el verano podría incluso mejorar su propia plusmarca, lo que no parece difícil vista su progresión y estado de forma. 

Su dominio en el agua fue total desde la primera brazada, marcando los mejores registros al final de cada segmento de 50 metros: 24.65, 54.40, 1:18.63 y finalmente el 1:46.46 reseñado. Por la mañana, en las series preeliminares, se había reservado para el gran esfuerzo que tuvo que realizar por la tarde (1:50.11). 

Casi en todo momento tuvo que nadar contra sí mismo ya que tenía a los rivales a distancia. De hecho, el segundo clasificado, Carlos Garach (CN Churriana) concluyó a más de tres segundos con un registro de 1:49.53. Tercero fue el italiano Giovanni Caserta (1:49.70), que podía participar debido a la condición ‘open’ del campeonato. El tercer mejor español fue Miguel Pérez-Godoy (1:49.70).

Suscríbete para seguir leyendo