La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha emplazado hoy a todos los actores de la cadena de valor de la industria de la automoción a que participen en el consorcio que el Gobierno ha creado junto a Volkswagen, Seat e Iberdrola para montar la primera fábrica de baterías en España para coches eléctricos.

Esta invitación la ha realizado durante la inauguración del foro "La movilidad del futuro", organizado por la patronal de fabricantes de vehículos Anfac.

Según Maroto, todos tienen que "ser parte activa" para lograr esa fábrica en España y acabar así con la dependencia de terceros países.

La ministra ha recordado que el Gobierno tiene el compromiso y la ambición de que España lidere la movilidad del futuro, que, ha dicho, deber ser "sostenible, digital, conectada y segura".

En este objetivo ha considerado que son muy buenas noticias la creación de ese consorcio, así como la inversión de 12.000 millones que anunció ayer Renault con la adjudicación de nuevos cinco modelos híbridos a las fábricas españolas del grupo galo.

A estas -ha adelantado- se va unir hoy el anuncio de la primera fábrica de celdas de baterías para coches electrificados en Extremadura.

Entretanto, el Gobierno está trabajando en el primer Perte (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica) del Plan de recuperación, transformación y resiliencia de la economía tras la pandemia, ha destacado.

Sus tres palancas son dotar al país de una fabrica de baterías, un despliegue masivo de infraestructuras de recarga como efecto tractor para la industria de bienes de equipo (para la que se aprobará la tercera edición del Moves con un presupuesto de 400 millones, ampliables a 800 si hay demanda) y un "novedoso" plan de ayudas (dotado con 100 millones de euros) para el almacenaje y fabricación de baterías para empresas de suministros de electrodos, de soluciones de conectividad y de servicios asociados a la nueva movilidad.

Al respecto, Maroto ha reiterado que el Gobierno está comprometido con el sector de la automoción, al que considera prioritario y para el que desarrolla un plan de impulso de la cadena de valor que movilizará 3.750 millones para vehículos eficientes e inversiones en I+D+i que refuercen las capacidades productivas.

"Es el momento de liderar el cambio con ambición, con un plan de transformación que permitirá la movilización de 10.000 millones de euros hasta 2030 en toda .la cadena de valor", ha concluido la ministra.