Suscríbete

El Periódico Extremadura

consecuencias de las elecciones en la comunidad del sur

¿Cómo retumba el efecto andaluz en Extremadura?

Los políticos extremeños miran con recelo u optimismo, según quien sea, los resultados del 19J. El PSOE dice que no son extrapolables y presenta a Vara como garantía y el PP, que la «ola» llegará también a Extremadura

Monago, Moreno Bonilla y Feijóo. EFE

La histórica mayoría absoluta del PP en Andalucía retumba en toda España y también en Extremadura, comunidad vecina. Los políticos miran atentamente los resultados para hacerse una idea de por dónde va el electorado, sobre todo teniendo en cuenta que queda menos de un año para que se celebren los comicios autonómicos en la región (serán el 28 de mayo de 2023).

Desde el PSOE extremeño se agarran a la figura de Guillermo Fernández Vara, actual presidente de la Junta, como garantía; e insisten en que «los resultados no son extrapolables», tal y como expresó este lunes la portavoz del partido, Soraya Vega.

Cierto que cada comunidad tiene sus peculiaridades y el PSOE de Extremadura parte con la mayoría absoluta de Vara, pero también es evidente que los socialistas han perdido en uno de sus feudos tradicionales. El PP les ha sacado ventaja no solo en la suma de toda Andalucía, sino en todas las provincias (incluida Sevilla, que ahora se tiñe de azul). La ola de Juamna Moreno y la de Feijóo pueden hacer mella en el cómodo gobierno que mantiene ahora Fernández Vara.

«La lista más votada»

Desde Extremadura se pedía que dejaran gobernar a la lista más votada. Así lo exigía Marisol Mateos, secretaria de Organización del partido, una semana antes de conocerse los resultados. Contaba con la posibilidad de que, al igual que ocurrió en las anteriores elecciones andaluzas, los socialistas ganaran en número de votos, pero no ha sido así. Si bien en su primera legislatura Juamna Moreno fue presidente con el peor resultado del PP (con el apoyo directo de Cs e indirecto de Vox), ahora lo hará con el mejor escrutinio.

La otra cara de la moneda

En el otro lado, la alegría de los populares extremeños, que confían en que la «ola de apoyo» llegue también a la región. El todavía presidente del PP en la comunidad, José Antonio Monago, calificó de «magnífica» la gestión de Moreno desde «la moderación y la centralidad». «Es una victoria del PP de Andalucía y del PP de toda España. Y esa ola que viene desde el sur no tengo ninguna duda de que va a impregnar la comunidad extremeña en las próximas elecciones», expresó Monago.

Por su parte, María Guardiola, futura presidenta del PP en la región, se expresó a través de sus redes sociales. «El resultado de la gestión del PP frente al desastre del PSOE...», dejó escrito. Y añadió: «Un estímulo para seguir trabajando sin descanso por el cambio en Extremadura».

Los que se quedaron con la peor papeleta fueron los de la formación naranja. Cs desaparece del arco parlamentario andaluz y se teme que en Extremadura ocurra lo mismo porque, igualmente, los absorba el PP. «Las expectativas no son buenas», manifestó el coordinador de Cs Extremadura, David Salazar, que pide una «refundación» para volver a «ilusionar».

Asimismo, señaló que la culpa es «única y exclusivamente» de Ciudadanos, en Andalucía y a nivel nacional y, como miembro del Consejo General del partido, instó a hacer una «reflexión».

Habría que recordar que el alcalde de la ciudad más importante de Extremadura, Badajoz, pertenece al partido naranja. Ignacio Gragera gobierna el Ayuntamiento pacense con las siglas de Cs, las cuales están en peligro de extinción.

La división de la izquierda

«La suma es indiscutible para avanzar». Fue la reflexión de Irene de Miguel, portavoz de Unidas por Extremadura (que aglutina a Podemos, IU, Equo y Extremeños). La división de los partidos de izquierda en Andalucía ha motivado que se pase de 17 escaños en total a 7 entre las dos listas. Otra cuestión es si la pérdida de votantes viene motivada por otras causas más allá de la fragmentación.

De este modo, De Miguel puso el foco en «aprender con generosidad a sumar y avanzar y crear espacios políticos más plurales».

En el caso de Vox, la formación de derecha extrema no forma parte del arco parlamentario extremeño. Ahora tampoco del andaluz.

Compartir el artículo

stats