Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

25N DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

La denuncia feminista se pega en la calle

La almendralejense Paloma Vazsan presenta ‘Duela’, un proyecto de activismo fotográfico. Reinventa una obra de Ana Mendieta para señalar la violencia simbólica como base de la misoginia

Una muestra de las pegatinas que se han repartido. EL PERIÓDICO

«Vivimos en la época de las imágenes. Si una te impacta, te paras y lees el mensaje». Y de imágenes de impacto trata el último proyecto de la fotógrafa Paloma Vazsan: ‘Duela’. Junto a casi una veintena de mujeres, la almendralejense se ha inspirado en la obra ‘Glass on Body Imprints-face’, que se traduciría al español como ‘Vidrio sobre impresiones corporales-cara’, de la artista Ana Mendieta. «Con este proyecto quería homenajear una obra fundamental, que admiro profundamente y que este año cumpliría 50 años. Una artista inspiradora y visionaria que ‘murió’ en extrañas circunstancias, de forma violenta, en 1985», cuenta Vazsan. 

Mendieta falleció a causa de una caída desde su piso, en la planta 34, en un caso que se cerró como suicidio. Sin embargo, su pareja, el también artista Carl Andre, se encontraba en el apartamento y sus vecinos les habían oído discutir momentos antes del suceso. Precisamente la obra homenajeada podría parecer un presagio de su propia muerte, ya que es una serie de imágenes con su cara estampada contra una superficie sólida: «Con el uso de un simple cristal se consigue, por una parte, alejarnos del ideal-estereotipo-estético-femenino tan representado y manoseado en el arte. También dejamos de ser nosotras mismas para ser cualquier mujer y representar la congelación del preciso instante en el que somos golpeadas por cualquiera de las violencias a la que estamos sometidas por el simple hecho de haber nacido mujeres», describe Vazsan.

El proceso

El proyecto no se limita a la fotografía, sino que la obra final es fruto de una serie de actividades a modo terapéutico realizadas por este grupo de mujeres para llegar a este resultado: «Hemos hecho una reflexión personal sobre la violencia simbólica, que es la base de todas las violencias, y después la hemos representado a través de la fotografía», cuenta Vazsan, quien describe el proceso como «impresionante» y afirma que se le ponen «los pelos de punta» al recordar el desarrollo personal de cada modelo. 

Una de las imágenes. cedida

Vazsan difundió su idea en redes sociales y a ella se han sumado no solo mujeres extremeñas, sino de otros puntos de España como Madrid o Granada. «No todas las que se sumaron han acabado, por diferentes motivos, lleva una serie de fases y necesita un tiempo de dedicación», explica.

Además de la reflexión, el objetivo de Vazsan ha sido dotar de cierta «cultura visual» a las participantes: «Estamos siendo bombardeadas constantemente por imágenes y las mujeres necesitamos desarrollar un juicio crítico de las mismas», dice.

Pega durante la noche del jueves. CEDIDA

Una vez finalizada la creación, el siguiente paso fue la muestra, que estas mujeres han materializado en distintos grupos en la noche de este jueves con la pega de las imágenes en calles de diferentes ciudades de Extremadura. Algunas empresarias también han cedido sus escaparates para ello. Es una acción que se remite a un feminismo de décadas atrás, no institucionalizado, que resiste: «Hacer una exposición no me apetecía en absoluto. Lleva una serie de trámites, una burocracia, y tiene que pasar el filtro de unas instituciones. Si yo creo que la ministra de Igualdad es machista y negativa para el feminismo, ¿cómo voy a querer pasar por esas instituciones? No necesito que nadie subvencione mi descontento. Además, hay mucha más gente en las calles que en los museos», subraya.

Otra de las imágenes. cedida

Las 18 imágenes en blanco y negro con los mensajes en rojo ya se pueden ver en diferentes puntos de la geografía y Vazsan advierte de que el proyecto no ha acabado: «Lo de este jueves ha sido la acción principal, la primera, pero no se trata de que sea solo eso. Vamos a ver el impacto, si la gente se para, y seguiremos con más pegadas, porque la violencia machista no es cosa de un día, está presente todo el año», sentencia.

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura pero debe borrarse del aparato telefónico. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.

Compartir el artículo

stats