El Servicio Extremeño de Salud (SES) aliviará de trámites administrativos a los médicos de Atención Primaria para conseguir reducir a 36 el número de pacientes diarios en Atención Primaria y 28 en Pediatría y poder materializar así uno de los puntos más importantes del acuerdo alcanzado con el Sindicato Médico de Extremadura (Simex) para lograr desconvocar la huelga prevista para este jueves y este viernes. Tal y como ha explicado este martes el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, la clave está en la reorganización de las agendas de los facultativos y la intervención y colaboración de la enfermería y los administrativos de los equipos de Atención Primaria.

Según subrayó el titular de Sanidad, las agendas de Atención Primaria están formadas por diferentes tipos de consultas: Las administrativas, que sirven por ejemplo para la renovación de tratamientos, en las que no se requiere revisar al paciente; las telefónicas; las consideradas a demanda, que son las que solicitan los pacientes cuando tienen algún problema de salud y las programadas, que son las que impone el propio profesional para el control de las enfermedades, sobre todo las crónicas. En definitiva, de lo que se trata es de que el médico pueda organizar su agenda para poder programar, dentro de ese límite de 36 citas, tanto las presenciales como las telefónicas y las programadas, que son las que más tiempo de atención requieren. A veces hasta 20 minutos porque suponen, por ejemplo, revisar a un paciente con una enfermedad crónica, conocer su evolución y revisar su tratamiento. En definitiva, de lo que se trata es de que el médico pueda organizar su agenda para poder programar, dentro de ese límite de 36 citas, tanto las presenciales como las telefónicas y las programadas, que son las que más tiempo de atención requieren. A veces hasta 20 minutos porque suponen, por ejemplo, revisar a un paciente con una enfermedad crónica, conocer su evolución y revisar su tratamiento.

“Lo que va implícito en este acuerdo es la organización de esta agenda”, incidió el consejero. De tal forma, puntualizó “que cada médico debe ser consecuente para poder alcanzar ese objetivo de la agenda tipo, con un plan de adaptación para que puedan ser atendidas todas las personas que necesitan en algún momento contactar con el sistema sanitario”. La adaptación de estas agendas se llevará a cabo de forma paulatina, con el objetivo de que en un plazo máximo de tres meses todos los médicos de los centros de salud puedan estar cumpliendo este cupo máximo de 36 pacientes diarios. Se abordará además en la mesa sectorial prevista para esta semana. “Lo de ayer es una parte de todo el plan de gestión de la demanda que lleva muchos meses de trabajo para intentar adaptarnos a las necesidades de la población”, apuntó José María Vergeles, que hizo estas declaraciones tras la rueda de prensa sobre el balance de la donación de órganos en Extremadura, que ha crecido un 40%.

"Lo de ayer es una parte de todo el plan de gestión de la demanda que lleva muchos meses de trabajo para intentar adaptarnos a las necesidades de la población"

José María Vergeles - CONSEJERO DE SANIDAD

A ello se unirá además la puesta en marcha de las consultas de tarde, que fue otro de los acuerdos adoptados en la reunión entre Simex y el SES. El objetivo es el mismo: reducir los tiempos de espera de los enfermos, sobre todo en momentos de alta demanda, como puede ser este por la incidencia de las infecciones respiratorias. A día de hoy en muchos centros de salud no hay cita en menos de siete días. Estas consultas vespertinas serán voluntarias y podrán ser realizadas también por los médicos mayores de 55 años que están exentos de realizar guardias, por los de atención continuada, los de Atención Primaria del centro de salud o de otras áreas.

Además se incorporarán 16 nuevas unidades básicas asistenciales, que son los equipos de medicina de familia y pediatría para conseguir también reducir la ratio médico/paciente. De tal forma que el SES creará más unidades en aquellos centros donde los médicos absorban más de 1.500 tarjetas sanitarias o 1.200 en el caso de pediatría.

“Siempre hemos creído, y así lo hemos defendido, que la Atención Primaria es el eje vertebrador del sistema nacional de salud”, señaló el consejero. Y añadió que la finalidad de todas estas mejoras es que los extremeños “dejen de tener a la sanidad como un motivo de preocupación e identifiquen a la Atención Primaria como un nivel accesible, resolutivo y capaz de acercarse a los diferentes entornos donde se desarrolla la vida social de la persona”. Con esta reducción de las consultas diarias va a lograr “que se baje aún más la ratio por paciente” en una comunidad que ya tiene “una de las más bajas del país”.

El titular de Sanidad valoró el acuerdo: “La valoración solo puede ser positiva cuando se abandona el conflicto”. Y aclaró que la Junta de Extremadura “nunca abandonó la negociación colectiva” porque ha seguido negociando en mesa sectorial. Mañana se celebrará una nueva, en la que se abordará precisamente el plan de ordenación de recursos humanos del SES, que va a suponer una reorganización de las plantillas y que va a incidir directamente en la materialización del acuerdo alcanzado con Simex.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, también ha valorado este martes la desconvocatoria de huelga. Los negociadores, dijo, "han puesto el interés general por encima del de exclusivamente una parte".  Y ha agradecido "enormemente agradecido al esfuerzo y al gesto de responsabilidad que han tenido".

El colegio de médicos de Cáceres, por su parte, también ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado porque supondrá  "el comienzo de mejoras en la atención sanitaria de la población". Las soluciones aceptadas servirán, ha añadido, "para actuar contra el colapso en las consultas, la falta de especialistas en Medicina de Familia y el deterioro en las condiciones laborales, por lo que las medidas pactadas suponen un beneficio para todos los ciudadanos".

Vergeles: “Ya no hay ninguna limitación para atraer a profesionales”

Con el acuerdo alcanzado entre el Servicio Extremeño de Salud (SES) y Simex que incluye la subida del precio de la guardia, el consejero de Sanidad, José María Vergeles, cree que ya no habrá motivos para la fuga de profesionales: “Con el acuerdo firmado parece que ya no hay ninguna limitación para atraer a profesionales de fuera de la comunidad y se eliminan las causas que decían que hacían que los profesionales de aquí se fueran”, dijo exactamente.

Concretamente este acuerdo regula que, a partir del 1 de febrero, esa hora complementaria se equiparará a la de la media nacional, situada en 25,43 euros, 3 euros más de lo que sobran ahora. El compromiso es igualar ese precio al de las comunidades limítrofes en 2025, para evitar precisamente que los médicos se trasladen a estas otras regiones.

Además se consiguió regular la jornada laboral prohibiendo trabajar en el saliente de guardia, de tal manera que los médicos solo podrán trabajar como máximo 24 horas seguidas y se acordó incentivar las vacantes de difícil desempeño como son los puestos en las zonas rurales. Se les pagará un 40% del complemento específico (un 20% el primer año y el otro 20% el segundo).

Tras conseguir desconvocar la huelga y atender las reivindicaciones de los médicos “espero que ahora nos podamos dedicar a lo verdaderamente importante, que es poder seguir recuperando el SES tras un sufrimiento como el que ha tenido con el afrontamiento de una importante pandemia”, apuntó Vergeles.