W Resources sobre La Parrilla: «El cierre de la mina no está sobre la mesa»

Este jueves se reúne la mesa de negociación para estudiar el ERE previsto

Instalaciones de la mina La Parrilla, entre Almoharín y Santa Amalia.

Instalaciones de la mina La Parrilla, entre Almoharín y Santa Amalia. / W Resources

W Resources no contempla la posibilidad de cerrar la mina de La Parrilla e insiste en que el expediente de regulación de empleo (ERE) que ha presentado hace dos semanas, y que empieza a negociarse este jueves, obedece a la necesidad de reducir los costes mientras termina de tramitarse con la Junta de Extremadura los permisos que permitirían reanudar la actividad extractiva que se retuvo hace ya más de año y medio. 

«El cierre de la mina no ha estado nunca sobre la mesa. No se ha barajado en ningún momento porque no hay duda de su rentabilidad. El mineral está, y el wolframio es un mineral estratégico porque es muy escaso y es esencial para las aleaciones de algunos metales. No hay duda de que lo que se extraiga se va a vender», insisten fuentes autorizadas de la empresa. El objetivo del ERE, según aseveran, es reducir los costes de mantenimiento de la actividad, mientras se avanza con el expediente administrativo, al que han aportado documentación esta misma semana. 

La previsión de la empresa es que salgan con ese ERE los 49 trabajadores que están ahora mismo dentro del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y que continúen con la actividad diaria ahora en la instalación la treintena de empleados que sigue en activo. «Las minas no pueden detener toda la actividad por normativa», indican las mismas fuentes. Se necesita un mínimo de tareas de limpieza y mantenimiento que son las que van a seguir llevando a cabo los trabajadores de que ahora lo realizan. 

La empresa prevé despedir a los 49 trabajadores que ahora están en el ERTE

«En cuanto se resuelvan los permisos se volverá a contratar», indican también desde la empresa. Entienden además que en el momento en el que se resuelvan esas autorizaciones, podrán acceder a los mecanismos de financiación para acometer las inversiones. 

El problema es que desconocen cuándo estarán esos permisos. «Se está alargando mucho el periodo de espera para contar con los permisos; mucho más de lo que pensábamos. Y necesitamos reducir los costes de mantenimiento. Pero en cuanto estén los permisos retomaremos la actividad extractiva», indican.

Hay que recordar que a actividad en La Parrilla se detuvo en marzo de 2022 por cuestiones económicas y una sanción de la Junta de Extremadura, por haber iniciado la actividad sin permisos y por haber construido una nueva balsa de lodos sin el informe ambiental. Se le impuso a la empresa una sanción que está pendiente de pago aún, y llegó el cierre. 

La empresa y los representantes de los trabajadores se vieron este lunes por primera vez. En ese encuentro la empresa les hizo entrega de la documentación relativa al ERE las causas que lo motivan. Este jueves comenzarán a negociarse las condiciones de los despidos. 

TEMAS