LAS CIFRAS DEL MINISTERIO DE SANIDAD PERMITEN COMPARAR LA SITUACIÓN ENTRE LAS DISTINTAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Los extremeños tienen que esperar casi 3 meses para ver al especialista

Más de 83.000 usuarios del SES estaban en junio a la espera de una primera cita, el doble que en 2019

Digestivo y Ginecología son las especialidades más colapsadas, con más de 150 días de demora

Un paciente en la consulta de un oftalmólogo.

Un paciente en la consulta de un oftalmólogo. / EL PERIÓDICO

Los extremeños tienen que esperar casi tres meses para tener una primera consulta con el médico especialista. En concreto, la media es 81 días, pero la demora se duplica en las especialidades más colapsadas como es el caso de Digestivo, donde los pacientes tienen que esperar 165 días.

Mucho tiempo de espera para muchos pacientes, porque las listas son largas. A principios de verano había más de 83.300 extremeños esperando una primera cita tras ser derivado al especialista, casi el doble que antes de la pandemia de covid. A finales de junio de 2019 había 44.500 extremeños aguardando esa primera cita, aunque la demora media se situaba en un día más que ahora, 81. 

Estos son algunos de los principales resultados del último informe del Sistema de Información sobre Listas de Espera en el Sistema Nacional de Salud que acaba de publicar el Ministerio de Sanidad. Los datos, correspondientes al primer semestre de 2023, permiten además hacer una comparativa con la situación en la que se encuentra el resto de las comunidades autónomas, aunque solo en el caso de algunas especialidades, ya que no se incluyen todas.

Infografía.

Infografía. / EL PERIÓDICO

En ese contexto y a pesar del incremento de pacientes, el informe de Sanidad indica que Extremadura está mejor que la media nacional (que es de 87 días). La región se coloca casi en la mitad de la tabla, en la octava posición con peores datos, y lejos las comunidades con las mejores notas, como la sanidad vasca con 44 días de espera para una primera consulta con el especialista, casi la mitad que en Extremadura.

Las diferencias, no obstante, son notables también cuando se entra al detalle de las especialidades. En la comunidad, la más colapsada es Digestivo, con 165 días de demora, pero le siguen de cerca Ginecología, en la que hay que esperar de media 159 días, y también Neurología con 113 días. El resto de las especialidades incluidas en el informe no superan los tres meses (90 días) de media. Pero eso supone que habrá pacientes que tengan que esperar más tiempo y otros que tengan la primera consulta mucho antes. 

En otro extremo, los especialistas que de media ven por primera vez antes a los pacientes que le son derivados son Cirugía General y del Aparato Digestivo, con apenas 28 días de espera media, y Otorrinolaringología con 49 días. En el resto como Traumatología, Dermatología, Cardiología y Urología la espera media oscila entre el mes y medio y los dos meses y medio.

En número absolutos, la especialidad con más usuarios aguardando una primera cita era a finales de junio la de Oftalmología, con más de 13.000 pacientes. A esta le sigue Traumatología con 8.811 usuarios a la espera y Dermatología con un total de 8.300. Estas tres especialidades son las que más pacientes tienen en lista de espera también en la mayoría de las comunidades autónomas.

Del total de los 83.000 pacientes extremeños, el 40% llevaba más de dos meses esperando la primera consulta (60 días es el tiempo máximo que establece la Ley de Tiempos de Respuesta en el caso de las consultas). Pasaban ese límite de los 60 días el 20% de los 44.000 pacientes en lista a finales de junio de 2019.

El informe del Ministerio de Sanidad permite además conocer cómo ha fluctuado la situación de las listas de espera durante la pandemia de covid a partir de marzo de 2020, cuando se suspendieron y retrasaron muchísimas consultas programadas ante la emergencia sanitaria global, lo que provocó un incremento de la demora en prácticamente todas las especialidades.

Así, si en 2019 el tiempo medio de espera para la primera consulta estaba en 82 días, en 2020 se disparó a los 112 días, en 2021 bajó hasta los 79 días y en 2022 siguió descendiendo hasta los 64 días, según los datos del Ministerio de Sanidad siempre hasta el 30 de junio. Es, por tanto, el último año cuando los indicadores se han vuelto a disparar llegando este verano de nuevo a los 81 días. Esto podría explicarse por un aumento de las visitas al médico y de las derivaciones tras varios meses de una mayor inaccesibilidad.

El informe también detalla la demora para operarse, que en Extremadura se sitúa en 147 días de media, el segundo tiempo de espera más alto del país si se tiene en cuenta todo tipo de intervenciones quirúrgicas. Solo está por delante Canarias, con 153 días. En total, a final de junio había 23.847 extremeños esperando una intervención, casi el 25% superaba los seis meses demora (el tiempo máximo legal son 180 días).