DIPUTACIONES, AYUNTAMIENTOS DE CÁCERES, PLASENCIA, SALAMANCA Y HERVÁS, UNIVERSIDADES Y CÁMARAS DE COMERCIO UNEN FUERZAS POR EL RUTA DE LA PLATA

Extremadura exige el tren entre Plasencia y Salamanca de forma "urgente"

Respalda, junto a Castilla y León, la construcción del corredor al completo pero con este tramo como prioridad

Solicitarán una reunión con el Ministerio de Transportes. “Es necesario para luchar contra la despoblación”

Asistentes a la reunión mantenida este miércoles en el Ayuntamiento de Plasencia.

Asistentes a la reunión mantenida este miércoles en el Ayuntamiento de Plasencia. / Toni Gudiel

Extremadura y Castilla y León se unen para exigir un tren entre Plasencia y Salamanca de forma “urgente”. Se cerró hace casi cuatro décadas con la clausura de la Ruta de la Plata y reclaman ahora su reapertura. La línea está ya contemplada dentro del trazado del corredor Atlántico, que vertebrará el país de norte a sur, pero ambas regiones creen que el tramo entre Plasencia y Salamanca debe ser “una prioridad” y debe ejecutarse además de forma rápida. “Esos 120 kilómetros que separan Plasencia de Salamanca devolverían comunicación ferroviaria a muchos municipios que la perdieron, como Béjar, Guijuelo, Hervás, … pero también sería nuestra salida natural desde Extremadura porque ir al norte desde Badajoz solo es posible pasando por Madrid. De esta manera, tendríamos un corredor que nos permitiría llegar hasta el norte sin pasar por el centro. Y, del mismo modo, Castilla y León tendría esa conexión con el sur sin pasar por Madrid”, ha reivindicado este miércoles el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro.

El regidor placentino ha hecho estas declaraciones tras un segundo encuentro mantenido en esta localidad cacereña y al que han asistido también otros alcaldes de otras localidades afectadas, como Hervás y Salamanca, así como los presidentes de las diputaciones de Badajoz, Cáceres y Salamanca y representantes de la Junta de Extremadura y de Castilla y León y de las universidades, de los consejos económicos y sociales y de las cámaras de comercio de ambos territorios. El objetivo es unir fuerzas para conseguir que el tren Plasencia-Salamanca se convierta en realidad. “Es una obligación y una necesidad que luchemos por algo que es absolutamente necesario para dar viabilidad económica, pero también social y humana en una provincia como la nuestra, aquejada de una dolencia muy grave que es la despoblación y la desconexión en algunas ocasiones con el resto de España”, ha afirmado el presidente de la Diputación de Cáceres, Miguel Ángel Morales.

"Es absolutamente necesario para dar viabilidad económica pero también social y humana en una provincia con una dolencia grave como es la despoblación"

Miguel Ángel Morales

— PRESIDENTE DIPUTACIÓN DE CÁCERES

Las dos instituciones provinciales extremeñas se han adherido ahora a esta reivindicación y lo hacen a pesar de estar ambas gobernadas por el PSOE, igual que el Gobierno de España, que es el responsable de poner en marcha esta infraestructura. “Voy a ser el más exigente para que el ministerio acepte esta propuesta, aquí no hay política, sino intereses privados y públicos, el proyecto tiene una voz única, que es la de la necesidad”, ha apuntado Morales.

El umbral a Europa

El presidente de la diputación cacereña recordó, no obstante, que el hecho de que ahora se reivindique la construcción del eje Plasencia-Salamanca no implica que el resto del corredor se olvide. Lo que se pide realmente es que la materialización de trazado comience por Plasencia y se vaya ejecutando el resto de forma paulatina. “Queremos construir una casa entera, desde los cimientos al tejado, que es esta conexión, esta necesidad de sacar adelante el corredor Atlántico. Pero hay que empezar por los cimientos y hay un proyecto más inmediato que es esa conexión necesaria entre Plasencia y Salamanca. Debe hacerse de forma inmediata sin renunciar a construir toda la casa”, reflexionó Miguel Ángel Morales. Es decir, Extremadura también necesita todo el corredor pues, como recordó Fernando Pizarro, va a permitir a la región utilizar “las redes ferroviarias desde Salamanca hacia el norte para llegar al umbral de Europa”. Es más, de no ejecutarse al completo, peligra el mantenimiento de los empresarios en la región: “Europa pide el transporte sostenible de mercancías y puede suceder que, si no existe, las empresas de Extremadura tengan que irse fuera y perderíamos todavía más”, apuntó el alcalde de Plasencia.

"Sería nuestra salida natural desde Extremadura porque ir al norte desde Badajoz solo es posible pasando por Madrid"

Fernando Pizarro

— ALCALDE DE PLASENCIA

Por su parte el alcalde de Cáceres, Rafael Mateos, ha destacado que esta es necesaria no solo desde el punto de vista del desarrollo económico y empresarial “sino también para atraer y fijar población, tan necesario en nuestra provincia y en la ciudad de Cáceres. Todos tenemos como objetivo que nuestras ciudades y nuestras regiones crezcan y eso pasa por tener unas comunicaciones dignas que nos permitan llegar a ese desarrollo”.

"Fijar población pasa por tener unas comunicaciones dignas que nos permitan llegar a ese desarrollo"

Rafael Mateos

— ALCALDE DE CÁCERES

La petición no parte de la nada, sino que el Estado ya ha dado los primeros pasos para recuperar esta Ruta de la Plata, lo que ocurre es que no lo contempla a corto plazo. De hecho ha licitado la redacción de un proyecto para estudiar la viabilidad de su ejecución, que tiene dos años de plazo. Su construcción se incluirá dentro de la red básica ampliada de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T) y el objetivo es que esté concluida para 2040, un horizonte muy lejano para estos municipios. Al menos el trazado que una Plasencia con Salamanca tendrá que estar antes. Y por eso solicitarán una reunión con el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible: “Debe hacerse en muy breve espacio de tiempo”, apostilla Pizarro.