el consejo económico y social presenta la memoria anual de 2022

El CES reivindica la autovía Cáceres-Badajoz y la conexión con el Levante

Su presidente en funciones, Javier Peinado, destaca otros «déficits» en infraestructuras como la alta velocidad a Madrid o la Vía de la Plata

El consejero de Presidencia, Abel Bautista, critica que el Estado invirtió un 51,4% menos en Extremadura, lo que revela que para el Gobierno central la región "no es una prioridad"

Asistentes a la presentación de la memoria del CES, este viernes, en la Asamblea.

Asistentes a la presentación de la memoria del CES, este viernes, en la Asamblea. / ASAMBLEAEX

Incrementar las exportaciones a países de fuera de la Unión Europea, seguir avanzando en reducir el desempleo y en la mejora de las condiciones de trabajo, así como reducir el déficit en cuanto a las conexiones ferroviarias y por autovías son los principales retos que debe afrontar Extremadura, según se recoge en las conclusiones de la Memoria Socioeconómica del Consejo Económico y Social (CES) de Extremadura correspondiente al año 2022, que ha recibido este viernes el consejero de Presidencia, Interior y Diálogo Social, Abel Bautista, en un acto celebrado en la Asamblea.

El vicepresidente en funciones del organismo consultivo del Gobierno autonómico, Javier Peinado, ha manifestado en declaraciones a los medios que Extremadura todavía sigue «pendiente» de unas autovías que son «fundamentales», como la que unirá las dos capitales de provincia, Badajoz y Cáceres; la conexión con la autovía del Levante por Ciudad Real; la conversión de la N-432 que une Badajoz con Córdoba; y la autovía A-83 en su tramo Zafra-Huelva.

El informe destaca que como consecuencia de la falta de grandes inversiones en modernización y actuaciones de conservación de las líneas existentes, la situación del ferrocarril es «muy delicada». «Extremadura nunca tuvo un trato similar al resto de regiones ni en el trazado ni en el desarrollo de la red ferroviaria nacional, y eso ha supuesto un lastre determinante en su desarrollo y cohesión social y territorial», recoge. A juicio de Peinado, estos déficits son «latentes» no solo por la línea de alta velocidad de la conexión con Madrid, sino también por la Vía de la Plata, tanto en el sentido norte como en el sur.

Realidad económica

Con respecto al panorama económico, el presidente ha indicado que en 2022 se observan unos datos macro y microeconómicos que en la mayoría de los sectores fueron positivos, pero más por el «efecto rebote de la pandemia», puesto que «todavía teníamos mucho que crecer y aumentar», que por «la realidad o la coyuntura interna del propio mercado extremeño». Ha recordado que en el pasado año se inició la guerra de Ucrania, lo que vino a «agravar todo el proceso inflacionista», que luego derivó en un incremento de costes financieros que todavía «está dificultando y lastrando muchísimo el consumo y la inversión empresarial».

Sobre este asunto, el documento refleja que el Producto Interior Bruto (PIB) aumentó en 2021 (último año del que se dispone de datos) un 6,49% alcanzando los 20.117 millones de euros, por debajo del 7,95% del conjunto de España. Respecto a las exportaciones, en 2022 el saldo comercial de la región subió un 45,96%, al incrementarse estas un 24,76%. El principal destino de los productos y servicios extremeños sigue siendo Portugal, seguido por Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. Estos países de la Unión Europea absorben el 84,86% de las exportaciones. Por ello, Peinado ha resaltado que aún queda «mucho camino por recorrer» para exportar más fuera del territorio europeo

Inversión del Estado

Por su parte, el consejero de Presidencia ha puesto el foco en el descenso de las inversiones del Estado en la región que contempla la memoria, y que se traduce en una disminución del 51,4% al pasar de 265 millones en 2021 a los 128 en 2022, lo cual resulta «bastante revelador y profundamente desalentador comprobar que para el Gobierno de la nación Extremadura no es su prioridad». Ha criticado que el Ejecutivo central invierte más recursos en los territorios gobernados por «los mismos privilegiados chantajistas de siempre, mientras que a regiones leales como la nuestra se la condena a ocupar, de modo casi permanente, el vagón de cola del desarrollo».

Bautista ha señalado que el proyecto de ley de presupuestos de la comunidad para 2024 es una «primera muestra de que se puede encarar la realidad de modo diferente con la perspectiva clara de impulsar la región». Ha incidido en que el Gobierno autonómico pondrá «toda la maquinaria» de la región a trabajar para que el futuro de la comunidad sea «infinitamente más halagüeño" que las realidades reflejadas por el CES. También se ha comprometido a reivindicar «con firmeza» lo que «por justicia» le corresponde a la región, especialmente en materia de infraestructura y transportes, que sufren un déficit que viene «lastrando el desarrollo» de Extremadura.

En su intervención, Bautista ha destacado también alguna de las fortalezas que concluye la memoria anual del CES, como la generación de energía, con el desarrollo de la solar fotovoltaica. Por su parte, el sector turístico presentó el pasado año una tendencia positiva, con un incremento del 37,44% en el número de viajeros, aunque no llegó a la recuperación total de las cifras prepandémicas. 

El mercado laboral debe mejorar

El presidente en funciones del Consejo Económico y Social de Extremadura (CES), Javier Peinado, ha destacado que el mercado laboral tuvo en 2022 un «buen comportamiento» en Extremadura, si bien ha aclarado que aún «no se puede decir que sean buenos» ni los niveles de ocupación ni los de desempleo, que siguen suponiendo «un problema todavía importante y a tener muy en cuenta».

En cualquier caso, según la memoria socioeconómica del organismo consultivo, el pasado año creció el número de afiliados a la Seguridad Social un 1,80%, con un descenso del paro medio registrado del 13,29%, con un total de 87.913 desempleados, por los efectos, según recoge la memoria, de la reforma laboral que trajo consigo un «aumento muy significativo de contratos fijos discontinuos».

En esta línea, el documento indica que el paro registrado de larga duración representó un 38,06% del total, 41,39% en el caso de las mujeres y 32,43% en el de los hombres. Por su parte, los contratos registrados disminuyeron un 17,03%, siendo temporales el 66,76% de los contratos iniciales. El número de personas perceptoras de prestaciones por desempleo se redujo un 8,03% respecto a 2021 y la tasa de cobertura en 2022 se incrementó en 8,7% puntos porcentuales. 

El capítulo de la memoria dedicado a la calidad de vida y protección social, señala que a nivel educativo, la tasa de abandono escolar temprano representó un 10,83%, reduciéndose en 3,20 puntos para situarse por debajo de la media nacional (13,92%). En Sanidad, el total de personas a la espera de una intervención quirúrgica se redujo en un 10,14% y el tiempo medio de espera se estableció en 156 días, 11 más que en 2021.

Asimismo, el CES apunta que la pensión media se situó en 908,70 euros, por debajo de la media española, que fue de 1.089,80 euros. Por último, cabe señalar que la tasa de pobreza y exclusión social se redujo en 1,8 puntos y se situó en el 36,9%, muy por encima de la media del conjunto del país, que era del 26% y de la europea (21,6%).