Una adolescente de 16 años herida de gravedad al ser alcanzada por un rayo mientras se encontraba de cacería con su padre, falleció el jueves en un hospital de Florida (EE.UU.), adonde fue llevada en estado crítico, según han informado las autoridades.

Baylee Holbrook y su padre estaban cazando el pasado martes cuando un rayo los golpeó, informa la Oficina del Alguacil del condado de Putnam, en el noreste de Florida.

De acuerdo con la información oficial, el padre de la adolescente, Matthew Holbrook, perdió el conocimiento y cuando se recuperó vio que su hija no respiraba. Inmediatamente le practicó una Respiración Cardio Pulmonar (RCP) y llamó a los servicios de emergencia.

Holbrook, una "cheerleader" (animadora) de la escuela Palatka High School, fue transportada al Hospital HCA Florida Putnam de la localidad de Palatka, donde la estabilizaron antes de transportarla a un centro médico especializado en traumatología, divulgan este viernes medios locales.

"Por favor, mantengan a la familia en sus pensamientos y oraciones mientras recorren el difícil camino que les espera y respeten su privacidad", dice en un comunicado la Oficina del Alguacil de Putnam.

Según han detallado las autoridades, Baylee y su padre estaban cazando en un bosque cerca de Millican Road, en Palatka, el martes, cuando un rayo los alcanzó.

La familia de la adolescente ha declarado al medio local First Coast News que Baylee sufrió un gran traumatismo por el impacto del rayo.

El estado de Florida es conocido por ser uno de los más afectados por rayos en Estados Unidos.

La empresa de seguimiento de rayos Vaisala, en su informe anual, muestra a Florida como el estado más activo del país por este peligroso fenómeno, donde pueden caer hasta casi 110 rayos por kilómetro cuadrado.

Los expertos en la materia calculan que, en promedio, mueren 10 personas y 30 resultan heridas cada año en Florida por rayos, y gran parte de los casos ocurre en la zona de Tampa (oeste), considerada la "capital de los rayos" de Norteamérica por la abundancia de tormentas eléctricas que se registran en su área.