+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el apunte

Cáceres puede volver a crecer

 

Plano del sector 3 de Montesol, nueva zona de expansión de la ciudad. -

Cáceres cuenta con un plan general de urbanismo con tanto suelo urbanizable que tardará décadas en agotarse. Hay tanta reserva de suelo que el sentido común hace pensar que hasta la segunda mitad del siglo no se abordará su revisión. El anterior, que estuvo vigente una década, entre los años 1999 y 2010, no solo se completó en pocos años, sino que además se fueron incorporando añadidos por las leyes autonómicas para abaratar el precio de la vivienda. Así aparecieron Gredos, Sierra de San Pedro, Residencial Universidad y El Junquillo y antes lo hicieron La Cañada y Cáceres el Viejo.

En solo dos décadas, entre la última del pasado siglo y la primera del actual, se produjo la mayor expansión en la historia de la ciudad. Los sectores de Mejostilla, El Vivero, Cabezarrubia, Los Fratres, Nuevo Cáceres, la ampliación del Perú, El Rodeo, los R-66, Castellanos... surgieron de las previsiones del plan general de 1985 y de sus modificaciones. Montesol, Ronda, Macondo, Casa Plata, Maltravieso, Vistahermosa, Nueva Ciudad y Vegas del Mocho aparecieron con el plan de 1999, los tres últimos se urbanizaron, pero apenas se habían empezado a edificar viviendas cuando explotó la burbuja y se puso orden a tanto crecimiento inmobiliario.

En tres meses, en acuerdos adoptados por el pleno de la corporación local, se han aprobado los programas de ejecución de dos de los diecisiete sectores en suelo urbanizable para usos residenciales que programa el plan general de urbanismo de 2010. En julio se ratificó el programa del ferial y en septiembre se aprobó el de la ampliación de Montesol --aparece en la ilustración de esta página--.

Esto es importante porque después de ocho años de vigencia del plan de 2010 empiezan a desarrollarse sus previsiones respecto a los suelos urbanizables por donde debe crecer la ciudad. Pero en la práctica no supone un resurgir de la construcción y mucho menos a niveles anteriores.

En el sector del ferial se pueden edificar 4.200 viviendas. Pero la agrupación que reúne a los propietarios de los terrenos no se plantea desarrollar a medio plazo los usos residenciales. El programa se aprueba para dar salida a las parcelas de uso comercial, que tienen más de 110.000 metros cuadrados edificables. Ya se ha hecho un estudio de mercado, pero las obras de urbanización tardarán aún meses en iniciarse, primero se tiene que aprobar la reparcelación (el reparto de beneficios y cargas entre los propietarios del suelo) y financiar las obras de urbanización de su primera fase, cuyo coste se estima en más de 11,5 millones de euros.

El sector en suelo urbanización de la ampliación de Montesol, que pese a su nombre está a continuación del residencial Ronda, era tan grande y tan difícil de desarrollar por los costes de urbanización que se tuvo que dividir en dos una vez que entró en vigor el plan de urbanismo. En el que se ha aprobado ahora se pueden edificar casi mil viviendas, aunque también se hará por fases y en la primera, que es la que se desarrollará en los próximos meses, están previstas 213.

Solo en los sectores en suelo urbanizable, el plan de 2010 permite la edificación de más de 32.500 viviendas. En su primera década de vigencia, solo se habrá iniciado la construcción de un par de centenares.