+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA EXTREMEÑO EN EL DEPORTE

El Atlético como nuevo reto

El extremeño David Chorro, que levantó la décima Copa de Europa con el Madrid, trabajará este año como recuperador en el club del Manzanares Tiene sólo 25 años

 

Antecedente feliz Chorro, en el 2013, con la 'Décima'. - Foto:CEDIDA

José María Ortiz José María Ortiz
14/08/2015

Acaba de cumplir 25 años y ya tiene mucho que exhibir y contar. Cuando tenía 23, levantó la deseada décima Copa de Europa en el Real Madrid. Todo ello, dentro de un rol y dentro de un equipo de preparadores físicos que, a las órdenes de Carlo Ancelotti, lo integraban cuatro profesionales italianos y él mismo. Desde esta semana, David Chorro, natural de Perales del Puerto, trabaja para el Atlético de Madrid. Otro paso al frente. Otro reto para un jovencísimo talento de la recuperación futbolística con sello extremeño.

"Estuve a punto de salir de España, pero el Atlético me ofreció la posibilidad de trabajar como preparador físico recuperador. Para mí es una gran oportunidad para seguir creciendo y desarrollándome como profesional en el mundo del fútbol. Espero ayudar en lo posible y quedarme aquí mucho tiempo". Así se siente.

Así otea, desde la humildad pero también con la ambición propia de alguien de su perfil, el horizonte. Con una tranquilidad absoluta, David Chorro afronta la nueva oportunidad con una ilusión propia de alguien que quiere seguir cubriendo etapas. Es muy joven este hombre curtido académicamente de niño en el Jálama de Moraleja y, como universitario, en la Facultad de Ciencias del Deporte de la UEx en Cáceres.

Muchos horizontes

Pero no todo su particular mundo será el Atlético de Madrid para alguien con tantas ganas de progresar y nutrirse profesionalmente como él. Colabora con el laboratorio de biomecánica del INEF de la Universidad de Madrid, donde además de trabajar con jugadores de fútbol "he podido ayudar a niños de algunos hospitales de Madrid en la rehabilitación de la marcha", cuenta. Además, empieza ahora su tesis doctoral sobre prevención de lesiones en isquiotibiales y los cursos de entrenador.

Si ello fuera poco, durante el último año ha impartido charlas de motivación y éxito en institutos de toda España, incluidos algunos en Extremadura. Su última experiencia ha sido este mismo verano en unas jornadas organizadas por la empresa Pebetero en Cáceres.

Un extremeño en el reino colchonero. Un profesional que pretende prosperar a base de formación. Y a fe que lo está haciendo: no todo el mundo tiene una hoja de servicios tan lujosa como la suya.