+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Condiciones laborales

El trabajador veterano, el más castigado por la crisis: su salario ha bajado el 4,3%

Los datos del INE constatan una bajada de nóminas generalizada; el mismo trabajo se paga el 2% menos que en el 2008 Médicos, científicos y periodistas son las profesiones más devaluadas en la última década

 

Trabajadores de Metro de Madrid en los talleres de material móvil de la empresa pública de transportes, donde se han detectado la mayoría de casos de afectados por asbestosis. - COMUNIDAD DE MADRID

GABRIEL UBIETO
28/06/2019

Una década después del estallido de la crisis económica, la recuperación todavía se resiste a llegar a los salarios. El sueldo del conjunto de los trabajadores todavía no ha recuperardo los niveles precrisis y las nóminas de hoy son el 2% inferior a las que se pagaban en el 2008. Los veteranos han sido quienes han sufrido más y las formas precarias de empleo, más flexibles por definición, son las que más rápidamente se han recobrado del impacto del 'crash' financiero, la destrucción masiva de puesto de trabajo y la devaluación generalizada de condiciones laborales, tal como constatan los datos del Indicador de Precios del Trabajo (IPT) del 2017, publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El IPT mide el salario bruto que se paga por un mismo puesto de trabajo, independientemente de la cantidad o calidad del mismo. Y, según este, un mismo empleo en el 2017 se remuneraba de media el 2% menos que en el 2008. No obstante, no todos las ocupaciones han vivido de igual modo la recuperación económica. Los trabajadores veteranos, aquellos que por antigüedad y estabilidad suelen concentrar los mejores salarios, han sido los más castigados por la recesión: su sueldo fue en el 2017 el 4,3% inferior que diez años atrás.

La excepción entre los veteranos son los muy veteranos, ya que si bien aquellos que tienen entre 11 y 20 años de experiencia ingresan el 4,3% menos; los que tienen más de dos décadas en su currículo han ganado el 3,5% de salario.

Paradójicamente, los trabajadores con menor antigüedad representan la otra cara de la moneda y son los que más rápido se han recobrado, pues en el 2017 cobraban el 7% más que antes del estallido de la burbuja. En una lógica similar, las condiciones de los trabajadores eventuales han vuelto a la pantalla previa más rápidamente que los empleados con contrato indefinido. Los primeros cobraron en el 2017 el 1,2% más que en el 2008, mientras los fijos todavía ganaban el 2,3% menos.

MÉDICOS, CIENTÍFICOS Y PERIODISTAS, LAS PROFESIONES MÁS DEVALUADAS

De la misma forma que por condiciones de trabajo el rastrillo de la crisis no aró en todos los campos con la misma profundidad, por ramas de actividad tampoco. Periodistas, médicos y científicos han sido las profesiones que más poder adquisitivo han perdido. Los profesionales de la comunicación son el caso más extremo, pues el 2017 ganaron el 9% menos y llevan ocho años seguidos cobrando peor. Los profesionales del suministro de la energía (-6,8%), los científicos (6,7%) y los sanitarios (-6,5%) completan el 'club de los peor parados'.

Por el contrario, aunque con una mejora testimonial en la mayoría de casos, los ocupados en las industrias manufactureras (+1,7%) y los comerciantes (+1,3%) ganan más ahora que antes del estallido de la crisis. La excepción se localiza en la hostelería, el sector peor remunerado, según otras encuestas recientes del mismo INE, y cuyos profesionales cobraron en el 2017 de media el 8,7% más que una década antes.