+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Semana Santa

Recorridos pe

La Sagrada Cena estrena su paso al completo sobre ruedas

 

Los hermanos de la Sagrada Cena arrastran el paso calle arriba en San Antón. - Foto:RUFINO VIVAS

Encuentro del Cristo del Amor y la Virgen de la Caridad. - Foto:RUFINO VIVAS

T. E.T. E. 25/03/2005

El Jueves Santo dejó en Cáceres la sorpresa de ver por primera vez en muchos años un paso procesional sobre ruedas en vez de a hombros. Fue por la mañana, en la procesión de la cofradía de la Sagrada Cena, que se tuvo que conformar con un estreno agridulce de su grupo escultórico al completo.

La falta de cofrades suficientes para cargar con el paso, el de mayor envergadura de la Semana Santa cacereña --pesa más de 2.000 kilos, necesita entre 100 y 120 cofrades y se presentaron unos 70--, obligó a utilizar el sistema mecanizado que hace algunos años le fabricó ex profeso el cofrade Celedonio Vecino y que le regaló a la hermandad.

La colocación de la plataforma retrasó más de una hora el comienzo del desfile, aunque concluyó en las 4 horas habituales. Los hermanos tiraban del paso. "No es lo mismo cargar que empujar y a la gente no les gusta que salgamos con carricoche, pero el paso no se podía quedar en casa. Es un poco desilusionante, pero es que la gente tiene que participar más", aseguró Manuel Ferré, uno de los cofrades.

FALTA DE MUJERES Después de diez años, la cofradía estrenaba el paso de la Sagrada Cena íntegro tras la incorporación de la última figura del apostolado, Judas Iscariote. Junto a este paso, desfiló la Virgen del Sagrario, que también se resintió de la falta de mujeres cofrades, que lo cargan habitualmente, y hubo que hacer relevos de hombres.

El mayordomo de la cofradía, Serafín Martín, restó importancia a la necesidad de utilizar ruedas y rechazó que la ausencia de cofrades se debiera a la polémica de la cofradía con el colectivo de hermandades, al que ya no pertenece. Achacó el problema a la inestabilidad del tiempo, "que hace que la gente se desanime. Entramos en un ciclo malo", aseguró después de expresar su satisfacción por el desfile.

Por la tarde, la lluvia dio tregua para que la Vera Cruz y el Cristo del Amor procesionaran en su recorrido habitual, que continuaba al cierre de esta edición. La Vera Cruz lució una restaurada Oración del Huerto entre sus cinco pasos, así como el Cristo del Amor. Al cierre de esta edición, estaba previsto el inicio del desfile en Llopis Ivorra del Señor de la Columna, también restaurado este año, el Humilladero y la Corredentora.