+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la puesta en marcha de la instalación cuesta 50 millones de euros

La planta de biomasa de Miajadas se sitúa como la primera de España en usar materia prima mixta

 

Las autoridades durante la inauguración de la planta de biomasa de Miajadas. - JUNTA AL DÍA

EUROPA PRESSEUROPA PRESS 16/11/2010

Acciona ha inaugurado su planta de biomasa de Miajadas una instalación de 16 MW de potencia y unos 50 millones de euros de inversión, que constituye la primera en España diseñada para utilizar materia prima mixta -tanto residuos agrícolas herbáceos como leñosos-, lo que facilitará su abastecimiento y mejorará su rentabilidad.

La planta consumirá anualmente unas 110.000 toneladas de materia prima y producirá electricidad equivalente al consumo de unos 40.000 hogares.

Además, supondrá la creación de unos 100 empleos estables vinculados directamente a su actividad -25 de ellos en la propia instalación- y refuerza la posición de la compañía en el sector de la biomasa para producción de electricidad en España, donde cuenta ya con cinco instalaciones operativas que suman 65 MW, con una capacidad de producción anual aproximada de 500 millones de kWh.

La representación institucional en el acto de inauguración ha estado encabezada por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, a quien acompañaba el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, y la delegada del Gobierno, Carmen Pereira. Por parte de Acciona, ha asistido el presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, junto a altos cargos, entre ellos el director general de Acciona Energía, Rafael Mateo.

La planta

La planta de biomasa de Miajadas es una instalación innovadora, ya que un 70% de su abastecimiento será de origen herbáceo (fundamentalmente paja -cañote- de maíz, producto que no tiene aprovechamiento ganadero), y un 30% de origen leñoso (procedente en su mayor parte de restos de poda de encina, olivo y árboles frutales), que será suministrada en forma de astillas de madera. La planta ha empezado a funcionar con paja de maíz y en la primavera de 2011 se incorporará la alimentación leñosa.

Otro aspecto singular del proyecto es la incorporación de cultivos energéticos (íntegramente destinados a alimentar la planta), de cereales tales como triticale y sorgo, y de especies leñosas como chopo o eucalipto.

Este carácter innovador ha merecido la inclusión de la planta en el proyecto de I+D Enercorn, encuadrado en el VII Programa Marco de apoyo a la investigación de la Unión Europea, que ha liderado Acciona con la colaboración de empresas y centros tecnológicos de España, Finlandia y Dinamarca. La planta de Miajadas es considerada una iniciativa con carácter ejemplar, capaz de demostrar la viabilidad técnica y económica de este tipo de centrales y servir así de ejemplo y estímulo para su desarrollo en el ámbito de la UE.

Para garantizar el funcionamiento de la planta de biomasa de Miajadas, Acciona ha suscrito un total de 120 contratos de suministro, veinte de ellos con empresas de servicios agrícolas y forestales y un centenar con agricultores. Ello supone un impulso al sector primario en la región, principalmente en las Vegas del Guadiana y en la Tierra de Barros.

En términos de empleo, los 25 puestos de trabajo directos en la operación y mantenimiento de la planta se verán complementados con 75 indirectos en gestión de la biomasa, recogida, transporte y almacenamiento de la misma. En la construcción de la planta, iniciada en octubre de 2008, han trabajado una media de 300 empleados.

La nueva planta de biomasa generará anualmente unos 128 millones de kilovatios hora (kWh) y evitará la emisión de unas 123.000 toneladas de CO2 en centrales de carbón, lo que supone un efecto depurativo para la atmósfera análogo al de seis millones de árboles en el proceso de fotosíntesis. La planta contribuirá asimismo a reducir la dependencia energética, desplazando el uso de combustible fósil equivalente a más de 73.000 barriles de petróleo anuales.

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado la "complicidad de la sociedad" como herramienta necesaria para adaptarse al cambio de época que, en su opinión, se está produciendo a consecuencia de la crisis financiera.

"Es que este tiempo exige complicidad, entre la industria, la empresa y la administración, sin duda; entre la agricultura, también, porque es necesaria para poder adaptarnos a este cambio de época de la mejor manera posible", ha manifestado tras señalar que los momentos actuales son "difíciles porque hay mucha gente que lo está pasando mal, pero también apasionantes".

Fernández Vara también ha insistido en que "se está produciendo un cambio de época en el que las transformaciones son constantes", y ha precisado que se está "ante un proceso de cambio, con una realidad distinta, donde manejamos un lenguaje distinto".

"Somos capaces de hacerlo con bastante naturalidad", ha asegurado, pero, en su opinión, solo desde esa adaptación "será posible poder dar las respuestas necesarias para salir de la crisis".

Asimismo, ha destacado el potencial de Extremadura para el desarrollo de las energías renovables, con inversiones que en el próximos años podrían alcanzar los 9.000 millones de euros, el equivalente a la mitad del Producto Interior Bruto de la región, por lo que considera "imprescindible" que se clarifique "cuanto antes" el futuro del sector y se despejen todas las dudas al respecto, "sería bueno para el país como marca en el extranjero, pero para Extremadura se abren grandes posibilidades de inversiones y de generación de empleo, que en los tiempos actuales suponen una alternativa para los que no volverán a su estado anterior".

Una idea que ha sido compartida por el presidente de Acciona, Manuel Entrecanales, quien ha agradecido a Fernández Vara la colaboración de la Junta de Extremadura y su "posicionamiento claro a favor de las energías renovables".

Así ha indicado que si España quiere desarrollar proyectos para el aprovechamiento energético de la biomasa, "sus instituciones públicas deberán respaldar como en Extremadura hoy sucede y promover normativas que lo favorezcan".