+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

oliva de la frontera consigue reducir su deuda económica

El consistorio logra el Interés Nacional para su Pasión Viviente

Los objetivos del equipo de gobierno son combatir la despoblación y fomentar el turismo. La construcción de la residencia de mayores será el primer proyecto a desarrollar

 

Luisa Osorio. La alcaldesa de Oliva de la Frontera en el ayuntamiento. - el periódico

Fitur. El equipo de gobierno presenta en la Feria Internacional del Turismo la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera. - el periódico

Redacción

MONOGRÁFICOS
03/03/2019

luisa Osorio Vicho, alcaldesa de Oliva de la Frontera, destaca el trabajo constante de su equipo de gobierno socialista. En los últimos cuatro años han conseguido poner en marcha pequeños y grandes proyectos bajo “una adecuada y responsable gestión que ha permitido disminuir la deuda económica considerablemente”, establece. Las cuentas han pasado de tener una deuda de 2,5 millones a 800.000 euros a día de hoy.

El pasado 25 de febrero, Osorio fue reelegida como candidata a las municipales por unanimidad en asamblea. La edil señala que “es necesario seguir trabajando por nuestro pueblo en la línea en la que venimos haciéndolo, no podemos pertimirnos retroceder”.

Además, su equipo ya tiene ideas importantes de cara a una nueva etapa, que esperan poder desarrollar. Sus principales objetivos se centran en: combatir la despoblación de los jóvenes y desarrollar el turismo. No obstante, lo primero que llevaría a cabo la edil, en caso de salir reelegida, sería culminar los proyectos que van a iniciarse, “pero que corren el riesgo de ser paralizados ante un cambio de gobierno”, añade.

De esta última legislatura señala que a su equipo no le ha dado tiempo de hacer todo lo que quería, por la cantidad de ideas e inquetudes que entre todos tenían, “con tanto afán de hacer crecer nuestro pueblo, todo el tiempo del mundo es poco”, resalta. Asimismo, la alcaldesa cambiaría de estos últimos años “el constante rechazo que recibimos por parte del principal partido de la oposición por cualquier propuesta”. Osorio recalca que en pueblos como Oliva de la Frontera, lo único que se consigue a raíz de estas actitudes es “crear crispación en nuestros vecinos, lo que hay que hacer es trabajar por el bien del pueblo”.

Lo que más le enorgullece a la alcaldesa es haber trabajado en la situación precaria en la que que se encontraba el ayuntamiento antes de su gobierno, “nos pusimos manos a la obra para revertir la situación, ahora podemos decir alto y claro que Oliva prospera”. El municipio pertenece a uniones comarcales, tiene presencia en eventos a nivel nacional y participan en proyectos que ponen en valor su riqueza natural, “contamos con fiestas de Interés Turístico Nacional, somos más visibles y eso nos hace ser más prósperos en todos los sentidos”. Por otro lado, de lo que menos orgullosa se siente es de no haber sido capaz de acabar con el enfrentamiento político, “a pesar de haber tendido la mano desde el primer día, la oposición no ha sido capaz de superar sus barreras ideológicas y su política se ha basado simplemente en un rechazo constante hacia mi persona”, relata Osorio.

En otro contexto, la alcaldesa considera a los mayores “la esencia de cualquier pueblo”. Mientras, los jóvenes son el futuro, “de ellos depende que todos los recursos de los que hoy disponemos no los perdamos por falta de población”. Por lo que han tenido en cuenta a todos por igual, “nuestras políticas van orientadas a estos dos sectores, son los pilares de nuestro bienestar”. El equipo de gobierno, repetiría esta propuesta de cara a una nueva legislatura. Su idea principal para la juventud es mejorar en la formación para el desarrollo rural de la zona y así tener iniciativas empresariales en las que emprender. Para los mayores construirán la residencia, “proyecto en el que llevamos trabajando mucho tiempo”, y mejorarán los servicios con los que ya cuentan: los pisos tutelados, el centro de día, la ayuda a domicilio y el catering a domicilio.

REFORMAS. La primera medida fue permitir el acceso al empleo público para todos por igual. En cuanto a infraestructuras, han efectuado mejoras en la guardería, el colegio, el complejo deportivo y la piscina municipal. Han llevado a cabo nuevas construcciones: cubrir pistas de pádel y planta de acopio de residuos . De igual manera, han realizado proyectos de recuperación de la dehesa.

Turismo y cultura. La mejora destacada de este sector, ha sido la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional a la Pasión Viviente, “estamos preparados para ofrecer lo mejor a todo aquel que quiera visitarnos esta Semana Santa”, añade Osorio.

La conservación del entorno rural también ha tenido protagonismo en la legislatura, han recuperado antiguas chozas y han puesto cámaras 24 horas para el avistamiento de buitres. Las épocas con más visitas suelen ser semana santa y verano, en este último periodo se duplican los habitantes.

Disponen de diferentes estancias hoteleras dentro y fuera del pueblo, “contamos con un magnífico alojamiento rural rodeado de más de 10.500 hectáreas de dehesa, con más de ocho apartamentos”.

En cultura han integrado la Red de Teatro y han debutado artistas como Soraya Arnelas y Hueco. Los eventos que realizan a lo largo del año son premios de pintura, feria de la Dehesa, actividades de senderismo, teatros, conciertos, charlas..., “sería imposible nombrarlos todos”. De ahora en adelante, a la alcaldesa le gustaría potenciar la lectura entre la juventud a través de talleres, nuevas tecnologías y premios. En esta línea, Osorio señala que “queremos y creemos necesario un museo, ya que contamos con el premio de pintura Timoteo Pérez Rubio y gracias a este hay obras maravillosas que admirar”. En este sentido, la edil afirma que conservará las actividades culturales que ya se realizan y apoyará las nuevas que aparezcan. Las que, sin duda, prevalecerán son las tradiciones más importantes del municipio, la feria de San Marcos y la de septiembre, “que no se pierde ningún vecino”, concluye.