+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN DE DONANTES DE MÉDULA ÓSEA DE EXTREMADURA

Virtudes Carrasco Fuentes: «A veces nos olvidamos de mirar por nosotras mismas»

 

Virtudes Carrasco, presidenta de la Asociación de Donantes de Médula Ósea de Extremadura. -

10/03/2019

– En determinados ámbitos es muy difícil que la mujer llegue a altos cargos o a puestos de responsabilidad, pero cuando se trata de organizaciones sociales, la mayoría de las que están en primera línea son rostros femeninos. ¿Por qué se da esta realidad?

– También lo podría hacer un hombre, pero lo cierto es que en este caso no es así. Pero yo creo que la entrega no tiene sexo.

– Si piensa en otras asociaciones similares que defienden causas sociales en diversas áreas. ¿Quién se le viene a la cabeza?

– Me suenan más mujeres.

– ¿Es casual?

– Pues nunca me lo había planteado así, pero lo cierto es que si lo pienso, solamente se me vienen a la mente mujeres. Quizá nuestra entrega es constante, es otra forma de afrontar la vida, teniendo más en cuenta a los demás.

– Usted se puso al frente de la Asociación de Donantes de Médula Ósea de Extremadura porque fue paciente y quiso contribuir.

– Fue por solidaridad sobre todo. Era un camino en el que había necesidades y yo quería aportar algo.

– ¿Hace cuánto tiempo que es presidenta de ADMO?

– Hace más de 20 años.

– ¿Qué le aporta este trabajo voluntario?

– Yo creo que una persona se desarrolla también haciendo acciones voluntarias. A mí me ha aportado muchísimo haber creado esto, que era algo que no existía hasta ese momento en Extremadura. Actualmente ya está registrada oficialmente como asociación, pero antes solo éramos un grupo de amigos, así empezamos.

– Hablemos de lo que significa la fecha del 8M. ¿Cuál es su principal reivindicación como mujer?

– Hay muchos trabajos que no ofrecen a las mujeres porque no las consideran aptas, hay que pelear para que eso no ocurra. Y, por supuesto, que muchas mujeres quieren desarrollar su vida laboral y deben hacer un esfuerzo titánico para conciliar cuando son madres. Yo no tengo hijos, pero las veo y creo que es tremendamente complicado. Eso debería cambiar, nos merecemos otras políticas de igualdad que mejoran esa situación.

– A veces la conciliación no es solo cuidando a hijos, también se dan casos con familiares dependientes...

– Efectivamente, a mí me ha pasado y era tan difícil... Quizás tenemos más capacidad de mirar por los demás, pero eso implica que a veces no olvidamos de mirar por nosotras mismas.

– A veces no es una opción...

– A la hora de los cuidados, la mujer no lo duda, y los hombres siempre dan un pasito para atrás. Hay excepciones, pero la realidad es esa.