+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPOSICION DE ALCANTARA HACE BALANCE DE MAS DE TRES AÑOS DE LEGISLATURA.

El PSOE critica los cambios de alcaldes

Los socialistas dicen que hay discrepancias y el gobierno local lo niega.

 

N. AGUTN. AGUT 05/10/2010

El grupo socialista del Ayuntamiento de Alcántara ha recriminado al equipo de gobierno formado por PP-IU-IPEX que en tres años y medio de legislatura "hayan pasado por el ayuntamiento tres alcaldes y seis secretarios". De hecho, el portavoz del PSOE, Luis Sanz, criticó que hace unos días el concejal de IPEX, Manuel Magro, haya sustituido al alcalde del PP, Luis Mario Muñoz, que se ha visto obligado a delegar la alcaldía de manera temporal argumentando motivos de salud.

Sin embargo, Sanz aseguró que el hecho de que el PP haya traspasado la alcaldía al edil de IPEX es consecuencia, dijo, de las diferencias en la gestión municipal. "Desde el PSOE pedimos a los miembros del tripartito que dejen ya de reírse de los ciudadanos".

Por su parte, Manuel Magro aclaró que ha aceptado la alcaldía "por un ejercicio de responsabilidad", y en cuanto a las discrepancias a las que aludió el PSOE, aseguró que están solucionadas y que son ajenas a que el PP haya delegado la alcaldía en él. "El PSOE intenta aprovechar cualquier asunto para hacer daño, pero no tiene nada que ver con la realidad", dijo. Aprovechó para expresar su deseo de que en un plazo breve Luis Mario Muñoz pueda retomar su responsabilidad como alcalde, y recriminó al partido socialista de la oposición que aproveche un asunto de salud con fines partidistas.

Respecto a su responsabilidad en la alcaldía, Magro indicó que cuenta con experiencia en el cargo, ya que fue alcalde de Alcántara en la legislatura 1999-2003. En los próximos días, el concejal de IPEX presidirá un pleno ordinario donde se tratarán, entre otros asuntos, las licitaciones de la obra de la primera sala velatorio del municipio, los pastos de las fincas de propiedad municipal o el bar de la piscina.