Kiosco

El Periódico Extremadura

MARIAN ROSADO

Los buenos

The good guys (Los chicos buenos), doing the right thing (hacen lo correcto). Ver películas y series estadounidenses en versión original es escuchar a menudo ese tipo de expresiones. Porque esa creencia de salvadores y luces de guía de la humanidad la llevan desde su propia fundación y en sus raíces protestantes puritanas --el Destino Manifiesto--. Son un pueblo elegido por Dios. Por eso se deben entender tan bien con Israel. 

Este último ha matado a más de 40 palestinos --al menos una quincena de ellos eran niños-- en la franja de Gaza en los últimos días como respuesta a los cohetes lanzados por el grupo Yihad Islámica Palestina. Lo llaman legítima defensa. Más de 50 años después de incumplir las resoluciones de la ONU, violar el Derecho Internacional y usurpar y ocupar territorios palestinos. Y compramos ese discurso. Porque ellos también son ‘los chicos buenos’.

‘Buenos chicos’ también hay en el Gobierno de Ucrania. Un país en el que se han ilegalizado hasta once partidos políticos, líder en vientres de alquiler y hogar de varios laboratorios para armas biológicas. Esto último reconocido en el Senado estadounidense por Victoria Nuland, subsecretaria de Estado. Pues bien, después de azuzar a Rusia, Putin --que tampoco es un ‘chico bueno’, para que conste’-- invade el país. Y Europa, totalmente dependiente energéticamente de su vecino del norte, no busca una solución negociada sino que sigue a ciegas las directrices norteamericanas, aunque tenga que sacrificar a su ciudadanía por el camino. Porque, hey, estamos haciendo ‘lo correcto’.

Azucemos también a China con una visita totalmente innecesaria a Taiwan. El nombre oficial de la isla es, de hecho, República de China, por si esto da una idea de a qué país pertenece. Otra cosa son los gobiernos enfrentados de uno y otro lado. Allí acude la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, la tercera autoridad del país. No sabemos muy bien a qué, al margen de la polémica. Pues si Pekín responde, los agresivos son los chinos.

Porque nosotros, visto que Europa es una simple extensión de Washington, somos los civilizados, los que exportamos paz y democracia. Los ‘buenos chicos’.

Compartir el artículo

stats