El jueves 27 de octubre, a las ocho de la tarde. Es la fecha que ha puesto la directiva de la agrupación de Asociaciones de Vecinos de Plasencia, Avepla, para concentrarse a las puertas de la Casa del Deán para protestar contra la decisión municipal de alquilar el edificio por un periodo de 33 años para uso hotelero.

La agrupación envió una carta al alcalde, Fernando Pizarro, pidiéndole que aparcara la decisión del alquiler hasta que pasaran las elecciones y señalaba que, de no aceptar esta petición, estudiarían movilizaciones. Es lo que ha decidido finalmente la directiva, que considera que "se pueden hacer muchas cosas" en la Casa del Deán de manera pública y solo hace falta voluntad política.

El alcalde ha explicado que respondió a su carta con una negativa porque no puede dejar de seguir cumpliendo con sus obligaciones hasta que lleguen las elecciones municipales y porque son muchos los colectivos, una "amplia mayoría", que respaldan el alquiler del espacio para uso hotelero. Pizarro ha enumerado a colectivos empresariales, comerciales y sociales y frente a estos a puesto a las "cuatro asociaciones" que forman Avepla, Ciudad Jardín, Intramuros, Los Monges, La Data y Virgen de Guadalupe, que recientemente ha cambiado la presidencia y debe decidir en una reunión si se mantiene o no en la agrupación.

Avepla considera que el hecho de que no hayan fructificado iniciativas con la Junta para ubicar una universidad privada o ampliar el conservatorio, la escuela de danza o la de Bellas Artes de la Diputación de Cáceres no es óbice para no seguir intentando dar un uso público al edificio porque teme que ocurra como con Monprint y con el paso de los años no vuelva a revertir al ayuntamiento.

Los colectivos a favor en cambio consideran que un nuevo hotel en el centro sería una buena inversión, que revalorizaría la zona centro y permitiría crear empleo.