El 15 de octubre del 2021, comenzaron unas obras de reforma y accesibilidad en el colegio Miralvalle de Plasencia valoradas en unos 600.000 euros y con 6 meses de plazo de ejecución. Se paralizaron en diciembre de ese año y todavía no se han retomado.

En junio pasado, hace ya 7 meses, la Junta anunció que estaba «resolviendo el contrato» con la empresa por sus incumplimientos y que volverían a salir a licitación las obras. 

Según ha explicado ahora la Consejería de Educación, el expediente «se encuentra en trámites de resolución del contrato» Sobre la tardanza en resolverlo, señala que los procedimientos «son complejos» porque, entre otros aspectos, "hay que ver si se le ponen penalidades o no" a la empresa, una información que afirma que es «de carácter reservado», a pesar de tratarse de una obra financiada con dinero público.

Te puede interesar:

En este sentido, cabe destacar que otras administraciones, como el ayuntamiento, sí informan de penalidades impuestas a empresas. 

Mientras tanto, el centro, con unos 500 alumnos, seguirá con las obras a medias. Ha informado al consejo escolar de que apenas se ha ejecutado un 1% y desconoce cuándo podrán retomarse unos trabajos que llevan años demandando.