INVESTIGACIÓN POLICIAL

Denuncian un intento de fraude en Plasencia por una falsa trabajadora social municipal

La mujer se presentó en una casa del barrio del Pilar con mascarilla y ofreciendo el servicio de teleasistencia

El ayuntamiento avisa de que no envía personal a los domicilios y pide precaución y que se denuncie

La Policía Nacional aconseja no abrir la puerta nunca a desconocidos y no dar dinero en metálico

Denuncian que una falsa trabajadora social ha intentado timar a una mujer en Plasencia.

Denuncian que una falsa trabajadora social ha intentado timar a una mujer en Plasencia. / TONI GUDIEL

Raquel Rodríguez Muñoz

Raquel Rodríguez Muñoz

El pasado jueves, una mujer con una mascarilla se presentó en la puerta del domicilio de otra mujer afirmando ser trabajadora social del Ayuntamiento de Plasencia y con el objetivo de ofrecerle el servicio de teleasistencia municipal. Como no lo tenía solicitado y, por lo tanto, tampoco concedido, "no se fio y no la dejó seguir hablando".

Ocurrió el pasado jueves, en el barrio del Pilar de Plasencia y lo ha hecho público el ayuntamiento para advertir a toda la población de que "el ayuntamiento no manda teleasistencia a los hogares".

La dueña de la vivienda llamó después a los servicios sociales para cerciorarse y el personal le confirmó que no era trabajadora social. Además, le animó a denunciar lo ocurrido en la comisaría de la Policía Nacional. Precaución y denuncia es lo que recomienda el ayuntamiento a todo el que pueda pasar por una situación similar.

Según ha confirmado la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Extremadura, la mujer lo ha denunciado y se ha abierto una investigación policial.

Recomendaciones para no ser víctima de una estafa

La policía ha aprovechado para recordar una serie de recomendaciones que permiten evitar ser víctima de cualquier tipo de fraude que se da en domicilios y son las de "no abrir la puerta a desconocidos" y no dejar nunca la puerta de casa abierta, ni permitir la entrada de nadie. Subraya también que revisores de gas, agua o cualquier otro servicio "no piden nunca dinero en metálico", por lo que siempre hay que desconfiar y, en caso de ser víctima, denunciarlo.

Se da la circunstancia de que en abril de este año, dos mujeres de avanzada edad sufrieron robos en sus domicilios por una mujer que se hizo pasar por trabajadora social del ayuntamiento y también se presentó con mascarilla.

Por otro lado, la Policía Local ha advertido de que los mayores suelen ser el objetivo de los estafadores y, por eso, ha llevado a cabo charlas en residencias, hogares de mayores y asociaciones de vecinos.