Los 34 trabajadores de la licitación de los servicios informativos de Canal Extremadura Televisión dejarán de prestar el servicio durante el mes de agosto. La productora CBM SA Grupo Secuoya informó el día 31 de julio que a partir del 1 de agosto sus contratos se suspendían ya que procedían a aplicar un ERTE por fuerza mayor argumentando que "al haber quedado desierta la primera licitación y ante la imposibilidad de que el ente público prorrogara el servicio a esta productora, el tiempo de espera a una segunda licitación ha provocado este desajuste que derivaba en un gasto desorbitado para la empresa".

La representación legal de los trabajadores de Badajoz considera que esta medida se ha realizado sin los oportunos procesos de negociación y sin la acreditación de la documentación pertinente que justificara esta repentina suspensión de empleos y probablemente se impugnará en la Autoridad Laboral debido al perjuicio que va a ocasionar esta situación en los profesionales de este servicio y sus familias.

La primera licitación de los informativos quedó desierta y en el mes de julio Canal Extremadura tramitó una de urgencia. CBM SA Grupo Secuoya tiene un expediente abierto de resolución del contrato y Canal Extremadura no podía prorrogar la licitación con ellos. En la segunda licitación esta productora perteneciente al Grupo Secuoya se presentó con otro nombre CBM ST SL y con otro CIF distinto, y ganó el concurso ya que fueron los únicos que se presentaron.

Los trabajadores de este servicio estuvieron en huelga debido a la precariedad laboral, salarios al borde del SMI...

A través de una denuncia interpuesta en Badajoz reclamando la vulneración al derecho a la conciliación y a la desconexión digital, la Inspección de Trabajo requirió a la empresa CBM SA- Grupo Secuoya a implantar y aplicar un Plan de Igualdad, condicionante para poder optar a ciertas licitaciones públicas, y este plan que se inició afectaba a casi 400 trabajadores de distintas comunidades autónomas.

Finalmente este plan de Igualdad se va a tener que negociar para todo el grupo empresarial, Secuoya, y afectará a más de 900 profesionales del sector audiovisual de todo el país.