Estamos en época de caída de pelo estacional. Hay determinadas estaciones en las que se cae más el cabello, siendo la más común de todas el otoño antes de dar paso al frío. Esto se debe a un motivo biológico relacionado con la muda del pelo que viven los mamíferos.

El estrés es un factor que, junto con la ansiedad, potencian la caída del pelo. Los picos de estrés provocan la caída capilar, llegando a causar la llamada alopecia nerviosa. Esta situación se suele parar una vez solucionado el pico de estrés, pero también puede acrecentar algunas situaciones que tengamos de antes.

También se incrementa con el exceso de cansancio o una mala conducta alimentaria. Antes de llegar a estos límites, siempre es recomendable acudir a un especialista. Sin embargo, también existen trucos que te ayudarán a fortalecer tu cabello en estas épocas del año.

Trucos para evitar la caída de pelo

  • Buena alimentación: Tenemos que llevar una dieta rica en vitaminas y minerales. La ingesta de cítricos como naranjas y limones, huevos, productos lácteos y legumbres es recomendable. Y por supuesto, nuestro oro líquido, el aceite de oliva.
  • Manera de peinarse: El cabello suelto es más recomendable ya que el pelo sufre menos. No debemos de frotarlo fuerte ni escurrirlo después de los lavados. El frotamiento excesivo a nuestro pelo favorecerá su deterioro y por consecuente, su caída.
  • Productos de calidad: Debemos de buscar el champú que mejor se adapte a nuestra situación, para respetar nuestro cuero cabelludo y evitar las irritaciones del mismo.
  • Cuidado con el secador: No debemos de acercar el secador a menos de 30 cm de nuestro cabello, puesto que el exceso de calor perjudicará a nuestra salud capilar.