+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Artículo del escritor extremeño en el periódico norteamericano

Cercas argumenta en NYTimes que el independestismo catalán buscó legitimar un golpe de Estado

 

Javier Cercas en un encuentro con sus lectores de Quito en noviembre de 2017. -

EFE
17/12/2017

El escritor extremeño Javier Cercas defiende en The New York Times la idea de que el independentismo catalán buscó "legitimar un golpe de Estado" al impulsar el referéndum ilegal del 1 de octubre.

En una columna de opinión titulada ¿Quién es un español en estos días?, adelantada por el Times en su edición digital y que parece hoy en la impresa, Cercas hace un análisis del proceso que condujo a ese referéndum y sostiene que "no sólo fue ilegal, sino también un fraude".

"Carecía de los procedimientos mínimos democráticos y buscaba legitimar un golpe de Estado que el Gobierno catalán había puesto en marcha semanas antes", sostiene el autor de "Soldados de Salamina" en su columna, fechada en Barcelona.

Cercas, nacido en Extremadura en 1962 y que a los cuatro años se trasladó con su familia a Cataluña, dijo ser un "catalán cualquiera", aunque no se siente particularmente ni catalán ni español, o puede que los dos.

El autor recordó que el independentismo catalán fue "abrazado" por el Gobierno "nacionalista y conservador" de Cataluña en 2012 después de cuatro años de crisis económica, al considerar "conveniente echarle la culpa a Madrid".

Ello, agrega, "ayudó a distraer la atención de la asombrosa corrupción en la que se estaban ahogando estos líderes catalanes", dice Cercas.

Y para insistir en su idea de "golpe de Estado" cita al filósofo Hans Kelsen que lo describe cuando "el orden legal de una comunidad es anulado y reemplazado por un nuevo orden de una forma ilegítima".

Al mencionar las similitudes con el franquismo que han utilizado los líderes soberanistas para criticar la actuación policial en el referéndum del 1 de octubre, Cercas recuerda que España ocupa el lugar 17 en un índice de The Economist Intelligence Unit sobre la calidad mundial de la democracia.

En esa posición, inclusive, España está por delante de Estados Unidos, que ocupa el lugar número 21, sostiene Cercas.

El autor dice que el separatismo catalán "no es sólo un problema de España, sino también de la Unión Europea" porque representa la continuidad de un proyecto nacionalista que busca desestabilizar Europa.

"Es la consecuencia más peligrosa del nacionalismo populista que dio origen a Donald Trump", como presidente de Estados Unidos, y que también derivó en el deseo del Reino Unido de salirse de la Unión Europea.

Acerca de las soluciones que se plantean para el "problema catalán", Cercas cree que, a corto plazo, dependerá de los resultados de los comicios regionales del próximo jueves, aunque confiesa que no es "optimista".

"Es difícil imaginar que habrá suficientes catalanes que dejarán de creer las toneladas de mentiras que se fabricaron con fondos públicos y se propagaron en favor de la causa independentista", añade.

Y a largo plazo opina que la solución puede llegar con un modelo constitucional federal, aunque ello no sería suficiente porque "es necesario establecer las condiciones bajo las cuales Cataluña podría tener un referéndum legal sobre la independencia".

Buscar tiempo en otra localidad