+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Informe de UGT

Las pensionistas cobran al mes casi 500 euros menos que los hombres

El sindicato alerta de que la ampliación del periodo de cálculo que estudia Rajoy perjudica a las mujeres. La brecha de género entre los jubilados es del 37% porque la maternidad y el trabajo parcial penalizan

 

Más de 1,5 millones de mujeres perciben pensiones por debajo de los 500 euros. - ELISENDA PONS

MERCEDES JANSA
13/02/2018

Si el salario de las mujeres es más bajo que el de los hombres (entre el 14% y el 22%), a la hora de la jubilación la penalización se mantiene. Un estudio del sindicato UGT presentado ayer por la vicesecretaria general Cristina Antoñanzas, señala que las pensionistas cobran cerca de 500 euros menos que los hombres en la pensión media . En concreto, reciben 768,54 euros de media mensuales mientras que los hombres cobran 1.220,65 euros. La brecha de género con datos del 2016 se sitúa en el 37,4% y 452 euros. Esta diferencia baja hasta el 31% en el régimen general y sube hasta el 46,23% en el régimen especial que regula las pensiones de los trabajadores del mar.

El tiempo que las mujeres emplearon en el cuidado de los hijos y dejaron sus trabajos (antes de que estuvieran regulados los permisos y excedencias por maternidad) así como la mayor incidencia de la jornada reducida o parcial son las cargas que deben soportar las féminas cuando llegan a la vejez y cobran una prestación. En el único apartado de pensiones en que las mujeres superan a los hombres es en las de viudedad, donde son mayoría y la brecha a su favor es de algo más del 26%.

MAYOR ESPERANZA DE VIDA / En el sistema de la Seguridad Social son más los hombres que las mujeres pensionistas. Aunque ellas cobran mayor número de prestaciones y tienen mayor esperanza de vida, la cuantía es menor en general.

Los hombres representan casi el 64% de quienes reciben pensiones de jubilación y algo más del 65% de las de incapacidad permanente, ambas las más elevadas del sistema. Por el contrario, las mujeres son la mayor parte (96%) de los perceptores de pensiones de viudedad y a favor de familiares (casi el 71%). Más de 1,5 millones de mujeres perciben pensiones por debajo de los 500 euros. Pero si se sube el listón a los 700 euros, la cifra se dispara con otros 1,8 milones más de mujeres.

Aunque la brecha de género en las pensiones se ha reducido casi un punto en un año debido, entre otras cosas a que las nuevas jubiladas vienen de carreras laborales más completas, el futuro no se anuncia más positivo, a juicio de UGT, si no se suprimen las discriminaciones que aún existen en el mercado laboral.

PROPUESTAS SINDICALES / El sindicato que dirige Josep Maria Álvarez considera que la posible ampliación del periodo de cálculo que estudia el Gobierno perjudicará a las mujeres porque tienen más lagunas en las cotizaciones. Entre las medidas propuestas para reducir la brecha, UGT reclama al Gobierno que compute como cotización el tiempo que las mujeres dedicaron obligatoriamente durante la dictadura franquista al servicio social, al igual que se tiene en cuenta el tiempo del servicio militar de los hombres.

También pide que se cambie el cálculo de la pensión para el trabajo a tiempo parcial eliminando el coeficiente de parcialidad que, según el sindicato, rebaja de media la pensión el 20%, ya que el 73% de los contratos a tiempo parcial están desempeñados por mujeres y no por voluntad propia.

El primer peldaño del camino a la igualdad es la elaboración de una ley de igualdad salarial para que el trabajo de igual valor desempeñado por mujeres y hombres tenga igual remuneración.

Según el informe de UGT, las comunidades en las que la industria ha tenido un mayor peso en la economía local y ha dejado, tras la reconversion de los años ochenta, unas prejubiliaciones ventajosas para los afectados, son las regiones que registran una mayor brecha de género en pensiones. En este sentido, el estudio de UGT destaca a Asturias, País Vasco y Cantabria.