+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ANTICAPITALISTAS

La CUP: "No queremos una Constitución española en versión catalana"

Vidal Aragonés denuncia que la Carta Magna supuso la "constitucionalización del capitalismo". Aboga por una república con servicios públicos municipalizados y "decretos de la dignidad"

 

Vidal Aragonés, número 3 por Barcelona, y Natalia Sánchez, cabeza de lista por Girona, este miércoles frente al edificio de Endesa, en Barcelona. - JORDI PUJOLAR (ACN)

BEATRIZ PÉREZ
06/12/2017

"No nos reconocemos en esta Constitución que prohíbe el derecho a la autodeterminación y que supuso la constitucionalización del capitalismo". Así ha arrancado Vidal Aragonés, número tres de Barcelona por la CUP, la jornada electoral de este miércoles, día del 39º aniversario de la Carta Magna. "No queremos una Constitución Española en versión catalana", ha añadido para a continuación reconocer que le preocupa que ERC y Junts per Catalunya puedan participar en una posible reforma de la misma.

Los anticapitalistas han convocado a la prensa frente al edificio de Endesa, junto al Arc de Triomf. Ha sido un emplazamiento elegido a conciencia, pues han centrado su discurso en la pobreza energética. "Centenares de miles de personas en Cataluña tienen frío, expresión de la barbarie del capitalismo", ha dicho Aragonés, abogado del Col·lectiu Ronda.

El 'cupaire' ha rechazado la decisión, tomada este martes por un juzgado de Barcelona, de anular el protocolo de la Generalitat para evitar los cortes de agua y luz, y ha aprovechado para criticar también al Tribunal Constitucional, que el año pasado suspendió la ley catalana de pobreza energética.

MUNICIPALIZACIÓN DE SERVICIOS

Críticas también para las grandes compañías, sobre todo para las 'huidas' de Cataluña. "En pleno contexto de crisis no puede ser que los sectores estratégicos estén en manos de las grandes empresas, que son las que hacen boicot a la república". En este sentido, la CUP propone una república en la que la pobreza energética se combata mediante "decretos de la dignidad" y donde la municipalización de los servicios básicos, como el agua y la luz, sea una realidad.

Todo esto, según Aragonés, no es posible si Cataluña sigue siendo "una autonomía del Estado español", ya que este modelo no da cabida a las "alternativas de autogestión". "La lucha por Cataluña es la lucha por sus derechos y libertades en solidaridad con el resto de pueblos del Estado". También se ha reafirmado en la crítica al "pacto de la Transición y de la Constitución" y ha asegurado que Felipe VI es el "continuador del franquismo".

Ha expresado su "plena solidaridad" con el Govern cesado, pero ha insistido en que la "implementación" de la república y la aprobación de los "decretos de la dignidad" (es decir, el compromiso social) son una condición 'sine qua non' para futuros pactos con las otras dos formaciones independentistas. Aviso a navegantes.

Por último, Aragonés ha denunciado la "censura" de TVE en relación a la decisión de la cadena pública de no emitir el espot electoral de la CUP a favor de los políticos en prisión. Los anticapitalistas les cedieron este martes su espacio electoral. "La televisión pública española ejerce de juez parcial", ha criticado la formación en Twitter.