+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

¿Quién es Oleguer Pujol?

El hijo pequeño del expresidente de la Generalitat es considerado por el entorno del clan como el más inteligente de la familia y un genio de las finanzas

 

Oleguer Pujol, a su llegada a la Audiencia Nacional, este jueves. - JOSÉ LUIS ROCA

RAFA JULVE
12/01/2017

Oleguer Pujol Ferrusola, el menor de los siete hijos del 'expresident', es considerado por no pocos allegados como el más inteligente de la familia y, según los investigadores, como el "cerebro financiero" del clan. Licenciado en ESADE, ha hecho sus mayores pinitos en el mundo de la inversión inmoviliaria. Según consta en su perfil de Linkedin (sí, tiene Linkedin), fue socio director de Drago Capital de febrero del 2001 a enero del 2013, pero es mucho más que eso.

 
Nacido en Barcelona en 1972, casado y con dos hijos, del benjamín de los Pujol se había hablado mucho menos que de otros hermanos (que de Oriol, como mínimo) hasta que fue imputado en el 2014 porblanqueo de capitales y fraude fiscal, supuestos delitos relacionados entre otros asuntos con la compra por más de 2.000 millones de euros de 1.152 oficinas del Banco Santander. Alejado de la política -al menos no se le conoce ninguna aspiración seria de seguir los pasos de su padre en Convergència-, su aparición más sonada en este campo la protagonizó en los JJOO de 1992. Él fue uno de los promotores de la campaña 'Freedom for Catalonia', con despliegue de pancarta y boicot al rey Juan Carlos incluido durante la ceremonia de inauguración olímpica.

EN LOS 'PAPELES DE PANAMÁ'


Imputado también en el caso sobre la fortuna oculta en extranjero por su padre, Oleguer fue uno de los rostros conocidos cuyo nombre aparecía en los 'papeles de Panamá', aunque él negó cualquier relación con el bufete salpicado. En cuanto a sus vínculos con el supuesto legado de su progenitor, en su comparecencia en la comisión del Parlament, en marzo del 2015, no se movió un ápice de la versión familiar y alegó que quien se encargaba de eso era el primogénito, Jordi, que él no había gestionado nada para la familia ni para la Generalitat para que no se dijera. Su vestimenta tipo 'casual' y su educada forma de hablar desarmaron entonces a más de un diputado, que en su comportamiento intuyó que el menor de los Pujol sabía jugar mejor las cartas que algún altivo hermano suyo. Los jueces lo dirán.