+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DATOS DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BARCELONA

Medio centenar de pueblos están en riesgo de despoblación irreversible

De todos ellos, 43 son municipios que pertenecen a la provincia de Cáceres. Santibáñez el Alto, Descargamaría o El Carrascalejo son algunos de la lista

 

Imagen de la localidad cacereña de Descargamaría. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN
23/07/2017

Cerca de medio centenar de municipios extremeños están en riesgo de despoblación irreversible, según reflejan los resultados de un informe elaborado por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Dicho estudio ha identificado un total de 48 municipios de Extremadura, 43 de ellos en la provincia de Cáceres, como «espacios rurales en riesgo de despoblación irreversible». Informa la Agencia Efe.

El investigador del Centro de Estudios Demográficos de la UAB Joaquín Recaño, ha explicado que entre los municipios extremeños en esta situación se encuentran, entre otros, Santibáñez el Alto, Descargamaría, Villamiel, Gargantilla (Cáceres) o El Carrascalejo (Badajoz).

Recaño, investigador del informe ‘La sostenibilidad demográfica de la España vacía’, que ha sido publicado esta semana en la revista ‘Perspectives Demogràfiques’, ha analizado en palabras a Efe la situación de Extremadura.

Los espacios rurales en riesgo de despoblación irreversible, aquellos que pueden llegar incluso a la extinción demográfica por factores como la altitud, elevada emigración femenina o muy baja densidad, se encuentran en el caso extremeño principalmente en la provincia de Cáceres.

DENSIDAD / La densidad de población es uno de los factores clave, pues mientras en la provincia de Badajoz el 35,2 por ciento de sus municipios tienen menos de 1.000 habitantes, en territorio cacereño es del 67,3 por ciento.

Además, de los pueblos con menos de un millar de habitantes en territorio pacense, solo un 8,6 por ciento tendrían problemas de sostenibilidad demográfica, mientras que el porcentaje se incrementa al 28,7 por ciento en el caso de Cáceres.

Esta situación hace que, si se analizan todos los municipios de la provincia cacereña, uno de cada cinco podría tener problemas de supervivencia demográfica.

La diferencia entre ambas provincias se entiende porque la pacense sigue un modelo demográfico andaluz, con municipios más grandes, concentrados y en territorio habitualmente llano, mientras que el territorio cacereño, sobre todo en el norte, comparte características con Salamanca y Ávila, como por ejemplo la altitud.

En la provincia de Badajoz hay riesgo para municipios como El Carrascalejo, aunque donde se debe poner especial atención en este sentido es en el este del territorio, con pueblos más dispersos.

De todas formas, el estudio indica que los municipios con peores perspectivas de futuro -espacios rurales de emigración o en riesgo de despoblación irreversible- se localizan en las áreas circundantes de Madrid, especialmente en Castilla León, con todas sus provincias implicadas en mayor o menor grado, Guadalajara y Cuenca, así como Teruel y La Rioja.

   
2 Comentarios
02

Por pablote 14:56 - 23.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Todo estudio que haga o diga algo que sea catalan o huela catalan, no me creo nada, siempre diran en contra del interés de extremadura, para eso quiero un estudio de la UNIVERSIDAD EXTREMEÑA,

01

Por el tío táito 12:11 - 23.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Descargamaría era uno de los pueblos ricos de Sierra de Gata,creo que el culmen de prosperidad fue allá por los ochenta. Madera, vino, aceite,etc, lo que digo un pueblo prospero. En esa época la gente que quedaba en el pueblo eran prácticamente gente de media edad y jubilados puesto que los hijos ya abandonaban el pueblo y como poco se iban a Coria. De esas rentas de población ha ido subsistiendo hasta el punto de que ni siquiera quedarán más allá de cien personas de forma permanente.Durante años los hijos forasteros y los nietos regresaban asiduamente especialmente a casa de los abuelos y seguramente el pueblo contase con varios bares.