+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA TOMA DE POSESIÓN DE TRUMP ES ESTE VIERNES

Estos son los vestidos de las primeras damas de EEUU que han hecho historia

El modelo elegido por Melania Trump marcará su estilo como anfitriona en la Casa Blanca, tal como pasó antes con sus 44 predecesoras

 

El baile inaugural de los Obama, celebrado en el Centro de Convenciones de Washington con motivo de su investidura, el 20 de enero del 2009. - MARK WILSON POOL

LAURA ESTIRADO
18/01/2017

Tic-tac, tic-tac, tic-tac. En breve se descubrirá uno de los 'secretos de Estado' mejor guardados de las últimas semanas: el vestido que lucirá la primera dama Melania Trump en la toma de posesión de su marido, que se convertirá en el 45º presidente de EEUU. Este viernes, 20 de enero, copará todas las miradas en la ceremonia inaugural y en los tres bailes que se celebrarán esa noche en Washington para dar la bienvenida a la pareja. ¿Quién será el diseñador? (firmas de renombre contrarias a las políticas del magnate se han negado a vestir a la exmodelo eslovena), ¿Qué color elegirá? ¿Apostará por un diseñador estadounidense?, ¿alguien de renombre o un talento incipiente? Su 'outfit' en la investidura presidencial será su, hasta el momento, examen más difícil.

Por ese trance ya pasaron antes otras 44 inquilinas de la Casa Blanca. Es un ritual cargado de glamur y de simbolismo. No es una elección baladí. El vestuario de la primera dama puede, incluso, "establecer el tono de su agenda", aseguran los expertos.

Michelle Obama le ha dejado el listón muy alto a Melania Trump, cuya intención, ya ha avisado, es ser la nueva Jackie Kennedy. Ahí es nada.

Para ello, deberá tener en cuenta cuatro reglas con las que hicieron historia otras primeras damas antes:

1/ DISEÑADOR 'MADE IN USA'

Dolly Madison, con ella empezó todo. La cuarta primera dama de EEUU, la esposa de James Madison, sentó precedente al elegir para la toma de posesión un vestido de satén de seda marfil con brocados, muy del estilo de finales de 1810, fabricado en Norteamérica. Como joyas, se puso perlas, en lugar de los diamantes que usaban las reinas europeas. "Deliberadamente creó un estilo norteamericano", asegura la historiadora Jane Hampton Cook, que confía en la experiencia como modelo de Melania: "Ella tiene una posición única porque es exmodelo, entiende la moda muy bien y sabe cómo usarla para crear imagen".

Es sabida su querencia por diseñadores europeos, como Dolce & Gabbana o Roksanda (su famoso traje de mangas abullonadas se agotó 'online' después de lucirlo). Sin embargo, para la toma de posesión se espera que siga la tradición -y los ideales de su marido- y lleve algo 'Made in USA'. Gente como Marc Jacobs o Calvin Kleinhan declinado el honor. Otros, como Tommy Hilfiger o Carolina Herrera, estarían encantados de vestirla.

2/ LOS COLORES DE LA BANDERA

La mayoría de primeras damas se han vestido con los colores de la bandera americana. Los más aplaudidos, los blancos de Jacqueline Kennedy, Nancy Reagan y Michelle Obama.

La joven esposa de John F. Kennedy llevó en 1961 un vestido de seda sin mangas blanco a juego con el abrigo, diseñados por ella misma con la ayuda del modisto de Bergdorf Goodman's, Ethel Frankau. El atrevido vestido de Nancy Reagan de 1981, con un hombro al descubierto, fue diseñado por James Galanos. Tras el 'imperio' de Jackie y Nancy, En el 2009 llegó el arrebatador blanco de Michelle Obama, un modelo de chifón de seda con flores de organza y cristales de Swarovski, de Jason Wu. El sueño americano en estado puro y plasmado en los volantes de de la primera mujer negra en ser la anfitriona de la Casa Blanca.

Otras damas han apostado por el azul: como el llamativo Arnold Scassi que diseñó la pieza que Barbara Bush lució en 1991. La "abuela más glamurosa de EEUU" eligió un azul rey con corpiño de terciopelo y falda de seda de raso drapeado asimétrico.

También es muy recordado el rojo rubí de cristal bordado de encaje Chantilly sobre seda georgette de los bailes inaugurales que lució Laura Bush (arriba), obra del texano Michael Faircloth. El rojo también fue el color elegido por Michelle cuando la toma de posesión del 2013, tras la reelección de Barack.

3/ DAMAS ROMPEDORAS

Algunas primeras damas se han saltado la regla de las barras y estrellas, pero han sentado cátedra igual. Es el caso de Hillary Clinton (derecha), que para su primera ceremonia, en 1993, eligió un modelo morado de encaje y pedrería de Sarah Phillips, oriunda de su mismo estado. En la segunda toma de posesión como primera dama lució un Oscar de la Renta.Claudia 'Lady Bird' Johnson pasó de supersticiones y se colocó un vestido amarillo de John Moore, con abrigo a juego, cuando su marido, Lyndon B. Johnson, tomó el mando del país en 1965. Con ese mismo color se vistió cuatro años después Patricia Nixon. Su modelo, de Karen Stara, ha pasado a la historia, además, por la torerita bordada a juego. Otro clásico arriesgado fue el vestido rosa que Mamie Eisenhower se puso en 1953. Llevaba 2.000 brillanttes de imitación bordados; una obra de Nettie Rosenstein.

4/ LA ESPOSA RECICLADORA

En 1977 llamó mucho la atención -y le acarreó duras críticas- la inédita iniciativa de la esposa de Jimmy Carter, Rosalynn, de usar para la toma de posesión presidencial el mismo vestido que había lucido cuando a su marido le ascendieron a gobernador de Georgia. Su estilismo fetiche: un abrigo sin mangas y bordado en oro sobre un vestido de gasa de oro con adornos de color azul, obra de Mary Matise.

Sea como fuere, todos estos vestidos que han hecho historia se exhiben en el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos del Instituto Smithsoniano. Y, como manda la tradición, se espera que la colección acoja próximamente el que lucirá Melania este viernes.

Este vídeo muestra todos los trajes y detalla cómo cuidan y conservan las prendas: