+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

nueva comercialización

Val de Xálima triunfa con su chocolate con miel

Desde 1985 elabora exquisiteces artesanas en Sierra de Gata

 

Expositor. Las nuevas modalidades de chocolate de Val de Xálima. -

Redacción AA MONOGRÁFICOS
03/12/2017

Val de Xálima comercializa con éxito un nuevo producto: el exquisito chocolate negro artesano ‘Val de Xálima’ con miel, con menta, con naranja, y también chocolate blanco. El chocolate se presenta en tabletas de 125 gramos. La prestigiosa firma de productos derivados de la miel de Sierra de Gata da así un salto hacia la innovación con este producto sorprendente y sobre todo riquísimo. Val de Xálima lleva desde 1985 produciendo exquisiteces derivadas de los productos de la miel de la zona, un enclave natural cercano a Portugal, donde se habla A fala.

La elaboración de todos los productos Val de Xálima es artesanal y se realiza con un especial mimo y cuidado por parte de José Antonio Rodríguez y Alicia Berro. El catálogo de productos es enorme: miel, polen, caramelos de piel, protectores labiales, material apícola como colmenas, trajes especiales. Además ellos forman a nuevos apicultores.

PROPÓLEO. Uno de los productos con más proyección es el propóleo, que es perfecto para afecciones de garganta y que se presenta en spray, tintura, natural y granulado, entre otros. “Era el gran desconocido en España y ahora parece que se va conociendo más. Hay que tomarlo porque va a hacernos mucho bien”, explica José Antonio Rodríguez. La jalea real es también muy demandada. Sus caramelos son exquisitos y tienen el sabor característicos de las mieles de la zona. Una importante y también novedosa línea de negocio es la cosmética con propuestas como jabones, protectores labiales y crema de manos.

Las mieles son espectaculares: de encina, roble, castaño, tomillo, cantueso, mil flores, eucalipto… Y lo mejor es que se presentan en distintos formatos, unos grandes de 5 kilos, 1 kilo, pensando en el consumo industrial y otros, más pequeños, perfectos para restaurantes (25 y 50 gramos).

Val de Xálima comercializa sus productos por casi todo el territorio nacional desde hace ya años.