+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Contrapunto

Blanco y en botella

 

Eva Pérez Zamora Eva Pérez Zamora
15/12/2017

Lo de Guillermo Fernández Vara no tiene nombre: no hay dinero para pagar la carrera profesional a los funcionarios, pero sí para subirse el sueldo él, sus altos cargos y sus asesores.

Parece que hemos sufrido un déjà vu y estamos de vuelta a la Extremadura del amiguismo y las consejerías infladas de cargos públicos y personal de confianza.

Ayer, en la sesión plenaria de la Asamblea, la consejera de Hacienda y Administración Pública negó sin despeinarse que se fueran a subir el sueldo. Pero la realidad, y cualquiera lo puede comprobar, es que en el estado de gastos del proyecto de ley de presupuestos que ellos mismos han confeccionado, se suben el sueldo un 2%.

El señor Fernández Vara no muestra ningún pudor a la hora de engañar a los extremeños.

Es de sobra conocida la falta de rigor para cumplir sus promesas electorales, no hay más que ver los compromisos incumplidos de la Agenda del Cambio.

Sin ir más lejos, el último ha sido la creación de una nueva consejería, cuando se comprometió ante notario a que sólo tendría cinco consejerías, y que, si no lo cumplía, se iba.

Señor Vara, está tardando en hacer las maletas. No han sido ni uno, ni dos, ni tres los incumplimientos de la Agenda del Cambio.

No hay dinero para los empleados públicos, pero sí para incrementar las subvenciones a UGT, Comisiones Obreras y la Creex con 30.000 euros más para cada uno.

Nos ponemos en 2018 con un total de 1.394.490 euros. Como dato de interés, desde 2015 el presidente de la Junta de Extremadura les ha subido las subvenciones a UGT y CCOO un 22%, 312.000 euros más.

Así entiende el señor Fernández Vara la concertación social: silencio a golpe de talonario.

Por ello, a pesar de ser la región con la mayor tasa de paro, donde se destruyen más empresas o con uno de los déficits más altos, no escuchamos los megáfonos de los sindicatos en las puertas de la sede de la Presidencia de la Junta o la Asamblea de Extremadura.

El señor Fernández Vara ya en su día manifestó su agradecimiento a UGT y CCOO por ayudarle a ganar las elecciones.

Blanco y en botella.

Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por Infraestructuras 12:00 - 15.12.2017

Totalmente de acuerdo, se lo están comiendo calentito. Son los dueños del cortijo. Antes por lo menos tenían vergüenza y se cortaban un poco, pero ahora funcionan como una secta, hacen y deshacen a su antojo sin ningún tipo de vergüenza. Por ejemplo ¿Le dan lo mismo al CSIF?. JJ