+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

informe

El Comité de Bioética propone prohibir la gestación subrogada

Este organismo, adscrito al Ministerio de Sanidad, pide sancionar a las agencias. Solicita un marco común internacional por «la dignidad de la mujer y el niño»

 

Ramón y Carla, junto a su hijo Ramón, nacido con gestación subrogada. - JULIO CARBÓ

EFE epextremadura@elperiodico.com MADRID
20/05/2017

El Comité de Bioética de España (CBE), que asesora al Gobierno sobre materias relacionadas con la ética y la salud, pide prohibir la maternidad subrogada, al considerar que todo contrato de gestación entraña una explotación de la mujer y un daño a los intereses superiores del menor.

El organismo considera que «existen sólidas razones para rechazar la maternidad subrogada» y defiende una «prohibición universal de la maternidad subrogada internacional».

«El CBE considera que, si bien el deseo de una persona de tener un hijo constituye una noble decisión, ello no puede realizarse a costa de los derechos de otras personas», explica el organismo en un informe publicado en su página web.

La mayoría del CBE entiende que «todo contrato de gestación por sustitución, lucrativo o altruista, entraña una explotación de la mujer y un daño a los intereses superiores del menor y, por tanto, no puede aceptarse por principio».

El Comité, creado en el 2008 y adscrito al Ministerio de Sanidad, insta al Gobierno, además, a dotar de «verdadera eficacia legal a la nulidad» de los contratos de gestación subrogada tramitados por ciudadanos españoles en el extranjero.

Para ello, pide que se considere la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dediquen a esta actividad.

Y solicita un marco internacional común regulatorio que prohíba suscribir este tipo de contratos, «en garantía de la dignidad de la mujer y del niño».

NIÑOS DESPROTEGIDOS / El comité solicita una «transición segura que evite que queden desprotegidos los niños resultantes de los procesos de maternidad subrogada internacional» en los que actualmente estén inmersos ciudadanos españoles, para lo que recomienda que se garantice que la filiación de los niños en el extranjero se realice conforme a la doctrina establecida por el Tribunal Supremo.

En el año 2015, el Tribunal Supremo falló que los hijos de madres de alquiler no pueden ser registrados en España.

El informe elaborado ahora por el Comité sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada, «uno de los temas bioéticos más controvertidos», responde a «la preocupación que suscitaba a sus miembros el debate presente en la opinión pública y en algunas instituciones sobre la conveniencia de regular, o al menos, dotar de legalidad» a estos contratos.

El CBE recuerda que la maternidad subrogada es contraria a la ley nacional, pero aun así «muchos españoles consiguen ser padres recurriendo a ella en otros países donde es legal».

«¿Se puede pretender que las leyes aprobadas en España tengan verdadera eficacia y que no solo sean de aplicación para quienes, por carecer de recursos y de temeridad, no pueden sortearlas en el extranjero?», se pregunta el organismo.

El CBE se encarga de emitir informes, propuestas y recomendaciones para los poderes públicos de ámbito estatal y autonómico sobre materias relacionadas con las implicaciones éticas y sociales de la Biomedicina y Ciencias de la Salud.

También establece los principios generales para la elaboración de códigos de buenas prácticas de investigación científica y la de representar a España en los foros y organismos supranacionales e internacionales implicados en la bioética.

   
1 Comentario
01

Por indihnau 12:55 - 20.05.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ya salieron los apóstoles de la prohibición. ¡qué manía de poner puertas al campo!De decidir por TODAS las mujeres, de establecer qué es lo que está bien o mal, cuando no son más que sus criterios morales. Si una mujer, de manera lucrativa o no, decide hacer gestación subrogada: ¿a quién le importa? ¿quienes son los políticos o cualquier organización para prohibirlo? Y ya cuando hablan de explotación para asimilarlo a la prostitución, roza ya lo indignante. Son muchas las mujeres que no pueden ser madres y recurren a esta técnica para serlo. Son sus propios óvulos los que se utilizan y esos niños no van a estar desprotegidos. Son niños queridos, así que dejen vivir a quienes simplemente quieren formar una familia. No se lo pongan más difícil