+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVO PARADIGMA SOCIAL

Reforma horaria, trabajador motivado

Las pruebas piloto demuestran que cambiar los hábitos laborales reduce las horas extra a la mitad

 

Trabajadoras del Ayuntamiento de Prats de Lluçanès que han avanzado la hora de la comida. - MARC VILA

CARLOS MÁRQUEZ DANIEL
18/01/2017

El consejo asesor de la reforma horaria insiste en que esta es una cuestión de salud pública. "No puede ser que el 'prime time' televisivo tenga programas a la una de la madrugada, y con niños como protagonistas. Esto no sucede en ningún otro lugar del mundo", se ha quejado este miércoles el diputado Fabián Mohedano, principal impulsor de la idea. El cambio que proponen tiene que ver con la rigidez laboral, con las costumbres adquiridas, la ausencia de teletrabajo y los tópicos, como que produce más el que más trabaja. Sara Berbel, psicóloga, directora de Barcelona Activa y parte implicada en el plan, ha aportado un par de datos interesantes: un alemán trabaja al año 300 horas menos que un español, y el trabajo a distancia supone aquí el 7%, por un 25% que registra Europa.

Berbel también ha compartido los resultados de un estudio realizado en una veintena de consistorios que han avanzado en la aplicación de la reforma horaria. El diagnóstico inicial era desalentador: las mujeres y los mandos intermedios exhiben una "insatisfacción sistemática". Las medidas implementadas han tenido un efecto positivo. Se ha conseguido aumentar el nivel de compromiso y el nivel de motivación de la plantilla también ha crecido.

MENOS HORAS EXTRA

Del mismo modo, se ha conseguido reducir a la mitad las horas extraordinarias y la duración de las reuniones ha bajado. También en un 43% de los casos -antes de tomar medidas, el porcentaje era del 34%- se ha conseguido que dichas reuniones siempre tengan marcada una hora de inicio y otra de final. Berbel ha señalado que la implicación tiene mucho que ver con la estructura vertical: "Los estudios demuestran que si la dirección no está convencida, no se producirá un cambio real. Sucede lo mismo con la igualdad y la diversidad". En Barcelona Activa, ha concretado su directora, ya no se programan reuniones más tarde de las cuatro de la tarde con la idea de que los trabajadores puedan conciliar la vida laboral con la familiar.