Suscríbete

El Periódico Extremadura

causa abierta al presidente de la institución provincial por un presunto delito de prevaricación

Los alcaldes niegan en el juzgado presiones de la Diputación de Cáceres para retirar las cruces

Comparecen como testigos los regidores de Cáceres, Gargüera, Talaveruela, Brozas y Barrado. Salaya defiende que el objetivo de la citación era "tener una foto entrando en los tribunales para que, pese a ser testigos, pareciésemos acusados"

Abogados Cristianos, este martes, en la puerta del juzgado. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Los alcaldes niegan en el juzgado que la Diputación de Cáceres les presionara para retirar las cruces. Cinco regidores de localidades de la provincia cacereña, entre ellos el alcalde de la capital, Luis Salaya, comparecieron ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 3 en calidad de testigos dentro de la causa que tiene abierta en tribunales Abogados Cristianos contra el presidente de la institución, al que acusan de un delito de prevaricación.

Ha sido a primera hora de la mañana cuando comparecieron uno por uno los responsables de los ayuntamientos que ha pedido la jueza que ofrezcan su testimonio, todos gobernados por el PSOE. El primero en hacerlo fue el alcalde cacereño, que llegó a los juzgados pasadas las nueve y no accedió por la puerta principal sino por una lateral.  

Al menos media hora antes se concentraban en las inmediaciones del palacio de justicia miembros de Abogados Cristianos y simpatizantes de la causa que defiende el colectivo para que no se derriben las cruces alegando que son símbolos religiosos y, en el caso de la de Cáceres, han sido resignificados con el tiempo y ya no guardan vinculación con su pasado franquista

Ninguno de los regidores hizo declaraciones ni al inicio ni al finalizar la sesión y fue el colectivo de abogados cristianos el que manifestó que todos los alcaldes habían negado las presiones en sede judicial. El portavoz de la plataforma, José María Fernández Abril, aseguró que los testimonios «se contraponen con la documentación que hemos presentado y que vamos a presentar en los próximos días» porque «está demostrado documentalmente en las comunicaciones entre diputación y ayuntamientos». 

Por su parte, el alcalde cacereño ratificó en una comparecencia pública horas más tarde y preguntado por los medios que la citación perseguía conseguir una foto de él y de los otros cuatro alcaldes en los juzgados cuyo único objetivo era, según recalcó, «hacernos declarar como testigos era tener una foto entrando en los tribunales para que, pese a ser testigos, pareciésemos acusados».

Compartir el artículo

stats