Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Liga Reto Iberdrola

Tati, la portera... delantera

La carismática meta del Cacereño Femenino, ya con plaza en Primera RFEF, desvela que en su primer partido con el club, hace 15 años, fue punta y marcó de cabeza. Dice estar viviendo su mejor temporada

Tatiana, la situada más a la derecha, en la celebración del pasado sábado. CarlaGraw

Dice que nunca lo ha contado públicamente, pero que en su debut en el Femenino Cáceres, hace exactamente 15 años, no fue portera, sino delantera, y que entonces no le fue mal. «Metí el primer gol en la historia del club. Al principio fui delantera. Ganamos 5-2 al Badajoz. Centró Felisa y mi remate de cabeza entró por la escuadra». Así se escribe la historia de esta futbolista tan pasional como auténtica. Tan natural como especial. Tan capitana como líder.

Tatiana Fernández Bernal, ‘Tati’ (Monroy, 1993) está pletórica estos días. La guardameta del Cacereño Femenino ha conseguido, con el mejor equipo en el que ha estado nunca, dice, el tercer ascenso de la entidad, consiguiendo plaza en la nueva Primera RFEF tras una muy buena temporada, asegura que «la mejor» de su vida. Muchas vivencias y sacrificios al servicio de una entidad en la que es inexcusable referencia.

«Soy portera por una ‘invención’ de Alberto Montes, que trabajaba en mi pueblo como dinamizador y me firmó para el nuevo club. Le dije que fichaba con la condición de ser jugadora de campo». Y así fue esa temporada… el primer encuentro. «Después solamente salía cuando íbamos ganando», agrega. Dos veces más lo hizo después, una ante el Sporting de Huelva, «que forcé un penalti que metió Ana Franco, ahora en el Sevilla, y en otro ante el San Miguel de Plasencia».

«Cuántos disgustos me hubiera ahorrado. La portería es muy sacrificada», afirma Tati, que dice disfrutar «cuando terminan las temporadas y entrenamos para seguir en forma. Entonces síjuego adelante. Para mí es una liberación». En partidos puntuales, en los últimos minutos, y por necesidades del guión, también ha abandonado su área. «He subido a rematar en Granada, por ejemplo, cuando íbamos perdiendo, y estuve a punto de marcar», apunta, para añadir que a Ernesto Sánchez, el técnico, «le digo que ensayemos una jugada para mí».

Está orgullosa Tatiana. «En 15 años he conseguido tres ascensos. Este ha sido el más especial y lo mejor de mi carrera junto a la Supercopa de España de fútbol playa de 2021», comenta.

El jabón de ‘Hassam’

Cuenta la carismática deportista que en Melilla, antes de jugar la final de la Supercopa, «fuimos a dar un paseo. Un señor marroquí de una tienda me dijo que me iba a contar la historia de las mil y una noches, que entrara. Me comentó que me daba un trocito de jabón para tener buena suerte. Al final salió el hombrecito con jabones para todas. Nos lo dimos antes de la final y ganamos la Supercopa». Este año, tras una mala racha, se acordaron de él. Se dieron el jabón antes del partido ante el Albacete de la primera vuelta y después solo han perdido un partido. ‘Tito Hassam’, se escuchó en la celebración del sábado, tras el ascenso.

Ha podido ser mayor la alegría. Solamente el Alhama les ha superado. «Lo hemos tenido cerca. Si no hubiéramos perdido algunos puntos aquí… pero en los duelos directos hemos estado bien, excepto con el Alhama». El equipo murciano está cerca de subir a la superélite: solamente necesita un punto en tres jornadas. Todos lo dan por hecho. «Ellas lo han demostrado en el campo. La diferencia no es tanta. Que no sirva de excusa, pero se aclimataron mejor al terreno y al viento», dice sobre el partido del mes pasado en Murcia (5-1).

¿Hasta cuándo en la portería? «Quiero tener una retirada pronta, aunque este año ha sido un soplo de aire fresco con la llegada de Manolo Jordán, el preparador de porteras. Tiene mucho conocimiento de la profesión. Sabe cómo tratarme. Somos locos de este deporte», explica. «Otros años he tenido altibajos. Este año he estado superegular. El 80 por ciento de mi rendimento ha sido gracias a él», explica: «Agradezco mucho que me corrijan».

«Ojalá. Sería el culmen ascender hasta la máxima categoría», asegura cuando se le cuestiona sobre si le gustaría retirarse en la máxima categoría del fútbol femenino nacional para después ejercer la profesión de maestra y «ser entrenadora de porteros».

Dice que el escudo es siempre importante en el Cacereño. «Es especial. Gente como Carmen Acedo y muchas de las que vienen de abajo, están mentalizadas para ganar y sentir esta camiseta». Sobre las porteras, apunta: «vienen apretando muy fuerte. Están mejorando muchísimo y muchas de ellas están en las selecciones extremeñas». Es Tati, la ‘portera-delantera’. H

Compartir el artículo

stats