«Podemos soñar». Así de rotunda es Angie Castañeda, jugadora de un Cacereño Femenino que superado el ecuador de la competición pelea sin complejos por el ascenso directo a la élite del fútbol femenino español. Lo hace, además, sin presión, repiten desde el club, un factor a su favor con el que sus dos principales rivales no cuentan. Son Eibar y Deportivo de la Coruña, con los que están empatados a 31 puntos en lo más alto de la clasificación. Tanto el conjunto vasco como el gallego ya saben lo que es jugar en la Primera División Femenina y los dos iniciaron el curso con el claro objetivo de volver ahí. El ascenso directo es solo para uno, el campeón. La segunda plaza se decidirá en un playoff entre segundo, tercero, cuarto y quinto clasificado.

En la clasificación mandan las gallegas por la diferencia de goles (+15), pero las verdes (+11) le han ganado los dos partidos de esta temporada: 4-0 en Pinilla a principios de octubre y 1-2 el pasado sábado, lo que además supuso que el CPC sea el primer visitante en ganar en Abegondo esta campaña. 

«Estamos muy contentas», asegura Angie, «el equipo ha trabajado muy duro y el entrenador nos ha dado esa confianza para que soñemos en grande y lo hemos demostrado en las jornadas que hemos disputado».

Mejor visitante

Es el Cacereño Femenino el mejor visitante de la liga. Sus 17 puntos en 9 jornadas así lo dicen. Uno menos, 16, suma el Eibar, que por ahora solo ha disputado 8 partidos lejos de su campo y si este domingo gana el derbi ante el Athletic B en Lezama desbancará a las extremeñas de esa ranking. El Dépor, sin embargo, solo ha logrado 9 puntos a domicilio en 7 encuentros. 

«Conseguir esto se debe a un trabajo en equipo, a que todas somos guerreras y no damos nada por perdido, vamos a morder en cada partido», explica la mediapunta colombiana. «Corremos una compañera por la otra, es el secreto. Eso y que durante la semana siempre estamos dispuestas a trabajar y a soñar por el siguiente partido». 

No es el equipo extremeño el menos goleado (ha encajado 11, por 10 del Eibar), pero sí el que ha dejado en más ocasiones su portería a cero, 9. Eso, como dicen los entrenadores, significa que al menos se puntúa con un empate, lo que solo ha pasado en dos ocasiones. El resto han sido victorias del CPC.

Angie, con el balón, presionada por una jugadora del Espanyol. Carla Graw

«Este equipo es muy grande defensivamente. Las jugadoras lo demuestran en los entrenamientos y también en los partidos. Tenemos futbolistas muy buenas que se complementan. Lo importante en cada partido es tener la portería a cero y marcar por lo menos un golito», como comenta Angie, que cumple su tercera temporada a las órdenes de Ernesto Sánchez.

Eibar, Fundación Albacete y Dux Logroño son los únicos que han ganado al Cacereño. Esta última derrota, hace diez días, fue especialmente dolorosa y un acicate para dar un extra ante el Dépor.

El partido de este domingo

Este domingo visita los campos Manuel Sánchez Delgado de Cáceres el Granadilla Tenerife B (11.00 horas), uno de los tres filiales de la Primera Federación Femenina. Barça B --cuarto clasificado con un punto menos que el Cacereño y que será el siguiente que visite Pinilla, el 1 de febrero-- y Athletic B son los otros. «Sabemos que es un equipo complicado [el tinerfeño]. Ya sacamos tres puntos importantes en su casa y ellas van a venir a morder y a querer recuperar esos puntos y nosotras vamos a hacer respetar nuestra casa».

Por último, Angie lanza un mensaje a la afición del Cacereño para que acuda a animar a las suyas cada domingo. «Que vengan a vernos, a disfrutar del fútbol, yo creo que se van a deleitar y siempre nos vamos a dejar todo en la cancha. Eso es lo que pueden venir a ver», indica.

Por otro lado, la guardameta Delia Baz ha sido intervenida este martes de una lesión de hombro. El sábado pasado, la portera Tatiana Fernández fue sustituida en el descanso tras sufrir una torsión de tobillo y rodilla, aunque se espera que esté bien para recibir al Granadilla Tenerife B. En La Coruña fue Inés la que defendió la portería del Cacereño en la segunda parte.