Fútbol. Primera Federación

Manel Ruano celebra que el Mérida tenga solo dos bajas ya

El técnico sostiene que el Málaga, rival este domingo, estará en la zona alta pese a su «bache»

Manel Ruano, dando instrucciones a sus jugadores ante el Intercity.

Manel Ruano, dando instrucciones a sus jugadores ante el Intercity. / AD MÉRIDA

Manel Ruano, entrenador del Mérida, se mostró este viernes sumamente satisfecho que ya que para el partido del domingo ante el Málaga podrá contar con la práctica totalidad de su plantilla. Tras despejarse la enfermería y no haber ninguna sanción pendiente, las únicas ausencias confirmadas son los lesionados de larga duración Diego Parras y Álvaro Juan.

«Estamos que no nos lo creemos», indicó de forma coloquial el técnico. «Es la primera vez que puedo elegir. Hasta ahora, tenía que poner lo que había», añadió.

Por lo que indicó, el once inicial que alineará frente a los malacitanos no diferirá demasiado del que ganó el pasado fin de semana al Intercity (0-1). «Soy bastante práctico. Los futbolistas que lo hacen bien tienen que seguir jugando. Me sabrá mal dejar a jugadores en el banquillo. Es mi decisión y a veces tienes que tomarlas, pero sé que cuando salgan lo harán bien», sostuvo.

Ruano dijo que el Málaga, pese a que es un club en el que ha trabajado en dos etapas, no es el equipo que mejor conoce de la Primera Federación. Y eso que recordó que «casi todo su cuerpo técnico ha trabajado conmigo, se crean vínculos y nos conocemos, pero ellos también me conocen a mí».

Afirmó que los andaluces pasan «un bache» pero que «tienen una grandísima plantilla, joven para no ser un filial, y con mucho talento». Pronosticó que «a final de temporada estarán arriba. No sé si le dará para ser campeón porque hay otros equipos que son muy fuertes. Anivel presupuestario estamos muy lejos de ellos, pero no vamos a tener miedo».

El Málaga llegará con la moral redoblada después de superar la segunda ronda de la Copa del Rey gracias al 1-0 que le endosó al Eldense el pasado miércoles. Ruano advirtió de un aspecto llamativo: la mayor parte de los futbolistas que alineó ese día fueron no habituales, por lo que, enfatizó, «los titulares vendrán descansados».

Del Mérida maneja «un plan de partido que esperamos que nos salga. Vamos a intentar ganar y tenemos claro cómo lo vamos a hacer. Apartir de ahí, se dará a o no». Y confirmó una ley no escrita en el fútbol:tras romper la mala racha el pasado fin de semana ante el Intercity se respira mejor en el día a día. «Las victorias siempre fortalecen y hacen que el ambiente sea mejor», aseveró, aclarando que él nunca «ha tenido quejas» de la actitud de los futbolistas. «Siempre hemos trabajado juntos. Excepto en un partido, el equipo ha competido siempre. La plantilla está concienciada del esfuerzo que tiene que hacer y estoy convencido de que pase lo que pase el domingo no se les podrá reprochar nada».