Baloncesto. LEB Oro

Cepukaitis no libera aún al Cáceres de la cláusula de renovación

El club intenta desligarse de dar un año más al jugador si disputa 25 partidos esta temporada

Gesto de furia de Vaidas Cepukaitis.

Gesto de furia de Vaidas Cepukaitis. / CARLOS GIL

Una de las numerosas patatas calientes que tiene encima de la mesa el nuevo director deportivo del Cáceres Patrimonio de la Humanidad, Joaquín Rodríguez, es la que le sirve en una ardiente bandeja el contrato de Vaidas Cepukaitis. Los agentes del pívot lituano, que el próximo 16 de mayo cumplirá 35 años, consiguieron el pasado verano una cláusula en la que renovaría automáticamente para la temporada 2024-25 si disputaba 25 partidos en esta. Se ve que el club extremeño se arrepiente de este movimiento y desde hace semanas quiere que el jugador le libere de ella, sin resultado alguno por ahora.

Es un asunto espinosísimo que incluso provocó un serio conflicto entre el antecesor de Joaquín Rodríguez, Alberto Blanco, y miembros importantes de la junta directiva. La discusión sobre cómo tratar el tema, cuando Blanco recibió el encargo de intentar solucionarlo, desgastó más todavía la relación que tenía con los principales responsables del club.

Bajón estadístico

Y es que el anterior director deportivo siempre hizo de la apuesta por Cepukaitis una cuestión central. La pasada campaña, aunque algo irregular, su rendimiento acabó siendo aceptable, con 7,5 puntos y 4,7 rebotes en 19 minutos (9,1 de valoración). En esta, sus estadísticas se han desplomado: jugando cuatro minutos menos está en 4,6 puntos y 3,5 rebotes (5,6 de valoración). Por si fuera poco, uno de sus grandes problemas, el acierto en los tiros libres, no ha hecho más que agravarse: de 51,9% a 45,5%. 

Todo esto, y con su edad, hace que no parezca precisamente un ‘chollo’ que su contrato se prolongue automáticamente, incluso con el peligro de tener que asumirlo en LEB Plata si se produce el descenso. Aunque tampoco haría ascos a colocarlo en otro equipo ahora mismo, dependiendo de cómo logre reforzarse en estas semanas antes del cierre del mercado, en el Cáceres les cuadra más o menos que ‘Cepu’ continúe con su rol de pívot reserva. Sin embargo, lo que no desea bajo ningún concepto es tener que asumir su continuidad automática, sin olvidar de que se trata de uno de los jugadores mejor pagados de la plantilla.

La propuesta es que termine la temporada, pero que lo haga renunciando a la cláusula. Si no acepta, la solución está ya sobre la mesa: prescindir de él antes de la jornada 25 o incluso tenerle en la grada sin jugar. Todo sea para liberarse de su continuidad obligada.

Como podía imaginarse, al jugador no le gusta nada la idea y es reticente a aceptar cualquier oferta en este sentido. Tampoco desea irse a otro club a no ser que las condiciones sean muy ventajosas.

Más mercado

Joaquín Rodríguez y el nuevo entrenador, Arturo Álvarez, siguen trabajando en las distintas posibilidades que hay para reforzar el equipo, como Sergi Costa, base del Valladolid. En una entrevista concedida el lunes al podcast ‘Tirando de tres’, de Radio Coruña, Álvarez renunció a concretar para qué puestos concretos se están buscando jugadores y más bien orientó su discurso a que «cualquier fichaje con calidad nos vendrá bien». Distintos agentes consultados por este diario coinciden en la idea de que hay muy pocas piezas disponibles ahora.