Fútbol. Segunda Federación

La resistencia del Montijo de Jesús Acevedo dura 73 minutos en Getafe

El conjunto rojinegro encaja una derrota por la mínima ante el Getafe B (1-0)

Yaya Diassy, del Montijo, presiona a un rival durante un partido anterior.

Yaya Diassy, del Montijo, presiona a un rival durante un partido anterior. / EP

David Hernández

1 - Getafe B: Josele; Álex García, Gimeno, Nabil Aberdin, Joel Fortes; Rafa Diz, John (Esnáider, min. 84), Santi (Nico Conesa, min. 79); Claverías (Marcos Denia, min. 62), Keita (Jeremy, min. 84), Gonzalo Calçada (Carbonell, min. 62).

0 - Montijo: Álex; Juli (Darius, min. 67), Pedro, Mauro, Matheus, Pere Haro; Yaya Diassy (Nano, min. 88), Jesús; Álex Bravo (Gustavo, min. 67), Runy, Santi Müller.

Gol: 1-0: minuto 73, Marcos Denia.

Árbitro: Palomares Gutiérrez (comité andaluz). Amarilla a los locales Álex García, Nico Conesa y Esnáider; y a los visitantes Yaya Diassy, Matheus y Pere Haro.

Incidencias: Ciudad Deportiva Fernando Santos de la Parra. Unos 600 espectadores.

Se marchó de vacío el Montijo de la Ciudad Deportiva del Getafe, superado por la calidad de los futbolistas del filial azulón (1-0). A pesar de mostrar un buen nivel defensivo en el debut del montijano Jesús Acevedo en el banquillo, los extremeños no lograron nada positivo. Los rojinegros resistieron el asedio hasta que una buena combinación local permitió a Marcos Denia anotar el que sería, a la postre, el único tanto del encuentro. El Montijo seguirá cerrando la tabla, igualado a puntos con un Mensajero que también perdió esta jornada con la Gimnástica Segoviana.

Tras una semana convulsa debido a la sorprendente dimisión de Emilio Tienza el martes, el club no anunció quién sería su sustituto hasta el jueves. El elegido fue Jesús Acevedo, joven técnico de 38 años nacido en Montijo y formado en las categorías inferiores del club. No es una apuesta de circunstancias, pues ha firmado por lo que resta de temporada y dos años más. Así que, sin apenas tiempo para imponer el que será su estilo, del once que el pasado domingo doblegó al Villanovense en el Emilio Macarro solo salió Gustavo para incorporar al debutante Juli como carrilero diestro. Línea de tres centrales, con Pere Haro de nuevo en el perfil zurdo y, los demás, los habituales.

Abrumador dominio local

Y la puesta en escena fue la esperada, con un Getafe B controlador y un Montijo agazapado, tratando de cerrar todos los espacios y fiando su suerte ofensiva a las cabalgadas de Runy por la banda izquierda. En los primeros minutos, pese al abrumador dominio local, no hubo ocasiones claras ni en una ni en otra portería. De hecho, Álex Dos Santos no tuvo que realizar ninguna intervención digna de mención en toda la primera mitad. Tampoco su colega Josele en la otra portería, salvo para atajar un mal golpeo con la zurda de Runy tras una de sus fugaces apariciones.

El segundo acto fue otra cosa. Salieron los canteranos getafistas con una marcha más y empezaron a pisar área con frecuencia. Claverías, Santi y Keita, en dos ocasiones, no ajustaron bien sus remates en buena posición para marcar. Resistieron los rojinegros hasta que una exquisita acción iniciada por Santi, continuada por Rafa Diz y culminada por Marcos Denia, derribó el castillo de naipes. Álex consiguió desviar el primer remate del delantero, pero el balón volvió a sus pies y, a puerta vacía, no falló.

A partir de ahí, sin nada que perder, el Montijo planteó un choque a campo abierto, de idas y venidas, porque lo mismo daba perder por uno que por tres. Lo único que se le puede achacar al conjunto extremeño es su incapacidad por hacer llegar balones limpios a Santi Müller, una isla en mitad de la zaga azulona. Jeremy y Carbonell pudieron sentenciar antes de tiempo a los pupilos de Acevedo, que no volvieron a rematar entre los tres palos.

El próximo domingo (12.00 horas), duelo por todo lo bajo frente al Mensajero en el Emilio Macarro, con el objetivo de abandonar el ‘farolillo rojo’ e iniciar una remontada que se antoja difícil, pero no imposible tras las buenas presentaciones de las últimas jornadas.