incidencia el coronavirus en la educación

La Junta cerrará sus escuelas infantiles del 27 al 30 de diciembre para "contener el virus"

Educación ha ponderado el "posible perjuicio" que a algunas familias pueda causar en la conciliación pero destaca "los importantes beneficios" en salud pública

Niños en una escuela infantil.

Niños en una escuela infantil. / EL PERIÓDICO

EFE

Las Escuelas Infantiles dependientes de la Consejería de Educación y Empleo y los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) que tengan autorizado el Programa experimental Aula-Dos (para niños de dos años) permanecerán cerrados en Navidad, además de los festivos, del 27 al 30 de diciembre, "para minimizar la expansión del virus".

Así lo recoge una resolución de la Secretaría General de Educación publicada este jueves en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), por la que se modifica la Resolución de 25 de mayo de 2021, con el calendario escolar para la planificación y organización del funcionamiento de los centros docentes no universitarios durante el curso 2021/2022.

Según la resolución, la administración educativa ha detectado "el importante riesgo" que la apertura de los referidos centros del 27 al 30 de diciembre "puede suponer de cara a la contención del virus", por "el incremento de desplazamientos y de interacciones sociales y familiares" que tendrán lugar en los días inmediatamente anteriores y posteriores de sus empleados y alumnado.

En esta etapa se conforman grupo de convivencia estables (grupos "burbuja"), limitando al máximo el número de contactos, dada la dificultad añadida que en niños de tan corta edad tiene el mantener la distancia interpersonal requerida.

Al respecto, ha justificado que la necesidad de mantener esos grupos "burbuja", con el personal habitual del centro, que durante esos días tienen derecho al disfrute de sus días de asuntos particulares, y todo lo anteriormente expuesto, recomienda "por prevención" adoptar en Navidad el cierre los días 27, 28, 29 y 30, que son considerados no lectivos, además de los días fijados como fiesta local o de la comunidad y el 24 y 31 de diciembre.

Educación ha ponderado el "posible perjuicio" que a algunas familias pueda causar esta medida en la conciliación de su vida familiar y laboral, pero "los importantes beneficios" que en materia de salud pública se puedan obtener obligan a ello para "evitar la expansión del virus en la región y evitar daños mayores".