El nuevo convenio del campo de Extremadura, que regula las relaciones laborales de unos 65.000 trabajadores, entró en vigor este miércoles con su publicación en el DOE.

Tras 18 meses de negociaciones, los sindicatos, la Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) y las organizaciones agrarias, a excepción de Asaja Extremadura, firmaron el pasado 24 de junio este texto, que tendrá una vigencia de tres años.

El nuevo convenio fija un salario diario de 51,47 euros por seis horas y media de trabajo y de 7,91 euros por hora de trabajo.

Mantiene la jornada anual de 1.768 horas, como en el antiguo, con una jornada semanal de 39 horas de trabajo, sin perjuicio de lo indicado en materia de distribución irregular y jornadas especiales.

La única variación es que la hora del bocadillo pasa a ser por cuenta del trabajador en jornadas de hasta seis horas y media.

Asimismo, en materia de complementos, se establece el abono mensual de 30 euros en concepto de distancia, en lugar de una cuota de un euro por día trabajado como recogía el anterior.