La Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda ha recibido ya 1.377 solicitudes al bono joven del alquiler, una ayuda de hasta 250 euros mensuales que se activó el pasado 15 de julio. 

«Estas solicitudes se irán resolviendo según se vayan complementando los expedientes», apuntan desde el departamento que dirige Leire Iglesias. Según el Ejecutivo, la cifra de peticiones registrada en apenas dos semanas «constata que es un incentivo para facilitar la emancipación de la población joven, especialmente porque hay más jóvenes trabajando en estos momentos».

Se pueden beneficiar las personas de entre 18 y 35 años que cuenten con un contrato o precontrato de arrendamiento, o de cesión de uso de vivienda o habitación en el momento de solicitar la ayuda, y reúnan los requisitos exigidos en la convocatoria.

La renta de alquiler o precio de cesión nunca podrá exceder de 600 euros mensuales en el caso de una vivienda (no comprende el precio repercutible por garaje, trastero o similares) y de 300 euros mensuales en el caso de que se trate de una habitación. El importe de la subvención será de 250 euros por persona, con independencia del número de jóvenes que convivan en la vivienda o habitación, y con el límite del importe mensual de la renta arrendaticia o del precio de la cesión de la vivienda o habitación que le fuera imputable al beneficiario.

La subvención se concede por un plazo máximo de dos años, a contar desde la primera mensualidad completa que debiera ser abonada una vez estuviera vigente el contrato. Entre los requisitos para acceder a esta ayuda se establece que la suma de los ingresos anuales de las personas físicas integrantes de la unidad de convivencia sea igual o inferior a tres veces el Imprem.

Las ayudas pueden solicitarse en la sede electrónica, a través del siguiente enlace ayudasviviendaextremadura.es. En físico se puede acudir a las oficinas de Emancipación Joven de Cáceres o Badajoz.

La medida supondrá una inversión de 12 millones de euros entre 2022 y 2023. Extremadura ha sido una de las primeras comunidades en activarla, pero aún así ha llegado con más de cinco meses de retraso.