El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

BONIFICACIONES AL TRANSPORTE EN 2023

A la espera de los viajes gratis en autobús desde Extremadura

Los extremeños podrán desplazarse a cualquier destino regional y nacional con el 100% de bonificación. El Gobierno asumirá el 30% del coste de la medida y la Junta trabaja en la forma «más sencilla» de aplicarla

Autobuses estacionados en las dársenas de la estación de Cáceres. Francis Villegas

Enero de 2023 era la fecha anunciada. La Junta de Extremadura bonificará este año al cien por cien todos los viajes en autobús, de forma que los extremeños podrán desplazarse gratis entre los municipios de la región y también a destinos nacionales como Sevilla, Madrid o Salamanca. ¿Cuándo y cómo? Aún es un misterio. 

La creación de este abono transporte gratuito se incluye en los presupuestos autonómicos de este año, dentro de un paquete de medidas para mitigar los efectos de la inflación y aliviar el gasto de las familias. Según explicó el propio presidente, Guillermo Fernández Vara, es un complemento a las medidas estatales que se han tomado en este sentido, también con el objetivo de fomentar la movilidad sostenible, como por ejemplo los abonos gratuitos de Renfe. 

A la espera de que se ofrezcan más detalles (y también la fecha de entrada en vigor), la vicepresidenta primera de la Junta, Pilar Blanco-Morales, ha explicado esta semana que el Ejecutivo trabaja en la forma «más sencilla y ágil» para su puesta en marcha. El objetivo es evitar situaciones como las que se han dado con el abuso de los abonos ferroviarios: como eran gratis, los titulares reservaban plazas que después no utilizaban, impidiendo que otras personas pudieran comprar billetes para viajar en trenes que al final iban con plazas libres.

Carácter universal  

Para beneficiarse del nuevo abono el único requisito será estar empadronado en Extremadura o tener la condición de refugiado. Los cálculos del Ejecutivo estiman que la medida puede llegar a beneficiar a un millón de extremeños, que son los que en el año 2021 utilizaron servicios de transporte regular por carretera. No obstante, hay margen para que la cifra pueda crecer aún más, pues en 2019 (año prepandemia), estos servicios contaron con 1.366.000 usuarios en Extremadura. Pero lo fundamental para que funcione será lograr la implicación de las empresas, con quien la Junta lleva semanas negociando

En la ley de presupuestos se especifica que la Administración deberá firmar convenios con las «colaboradoras» para pueda adaptar sus equipos electrónicos o informáticos a esta medida y establecer el régimen aplicable en caso de avería, daño o deterioro y las demás cuestiones que requieran su «participación diligente». De igual forma, con el fin de que esta colaboración no resulte gravosa en relación con el equilibrio económico de los servicios que operan, se podrán realizar, con carácter bimestral, pagos anticipados del 75% de los descuentos previstos en base a los datos de ocupación. 

La creación de esta nueva tarjeta es un «complemento» autonómico a la bonificación estatal de los viajes en tren y se recoge en el texto articulado de la ley de presupuestos de 2023. En la disposición adicional decimocuarta se recoge que la actividad subvencionable será cualquier desplazamiento, mediante los servicios de transporte regular de uso general por carretera, que tenga su origen en Extremadura y destino situado dentro del territorio nacional peninsular. «Unir a la Extremadura rural, sus cabeceras de comarca con las capitales de provincia y con Salamanca, Sevilla o Madrid sin que eso tenga un coste», dijo el propio Fernández Vara.

Ida y vuelta

La compensación abarca el 100% tanto en los billetes de ida como en los de ida y vuelta. Se financiará con una partida de 4,4 millones de euros dentro del global de 10,1 millones que las cuentas contemplan en el apartado de transporte gratuito. Con el último decreto ley estatal de medidas anticrisis, aprobado el pasado martes, el Gobierno central se compromete a asumir el 30% de este coste. Tras este anuncio de Pedro Sánchez prácticamente todas las comunidades aplicarán descuentos al transporte colectivo por carretera en 2023, pero de momento la única que contempla la gratuidad total es Extremadura: la mayoría se quedarán en el 50% y Madrid llegará al 60% a partir del mes de febrero. 

El nuevo abono para viajar gratis en autobús se sumará a otro que ya existe, la Tarjeta Subvencionada del Transporte de Extremadura (SATE), con la que la Junta ya rebaja al 50% los billetes a jóvenes, familias numerosas y mayores de 60 años. La tarjeta SATE será el germen para el funcionamiento de este nuevo sistema. 

Bonificación de rutas estatales

Además de la bonificación autonómica, que en principio solo afectará a las rutas con origen en Extremadura, el Gobierno central bonificará al cien por cien y a partir del 1 de febrero, un total de 12 líneas de largo recorrido que hacen parada en la región. La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, anunció la medida en el Congreso el pasado 22 de noviembre, dentro de la negociación para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2023 con PDeCAT.  

Entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2022 ya se aplicó un descuento del 50% y ahora se amplía al 100%. La medida se dirige a las empresas que operan este tipo de rutas de autobús de titularidad estatal por toda la geografía española y que ya disponían antes de la bonificación de abonos y títulos multiviaje. El abono en este caso se reserva a pasajeros frecuentes: para poder beneficiarse hay que viajar al menos 12 veces en la misma línea durante los primeros tres meses (del 1 de febrero al 30 de abril de 2023), o hacer al menos 16 viajes en los dos restantes cuatrimestres del año 2023.

Las líneas con paso por la región que se beneficiarán del abono gratuito del Gobierno central son: Madrid-Badajoz-Valencia; Coria-Salamanca-Barcelona; Madrid-Miajadas-Don Benito; Madrid-Fuente del Arco-Monesterio-Badalona; Sevilla-Salamanca-Irún; El Ferrol-Algeciras; Madrid-Plasencia; Madrid-Jaraiz De la Vera; Mérida-Sevilla; Badajoz-Sevilla; Aldeanueva del Camino-Madrid y Badajoz-Córdoba.

Otras opciones para moverse en Extremadura

El Gobierno central ha prorrogado para todo 2023 la gratuidad de los abonos de Renfe, que en el caso de Extremadura afectan a los trenes de media distancia. La medida se incluye en el decreto-ley aprobado la semana pasada con un nuevo paquete de medidas anticrisis que busca incentivar el uso del transporte público como alternativa a los elevados precios del combustible y reducir las emisiones. 

Imagen de archivo de uno de los trenes que circulan por la vía Huelva-Zafra. EL PERIÓDICO

La bonificación completa llega al 83% de la oferta ferroviaria que opera en Extremadura: los 130 servicios semanales de media distancia. Entre los trayectos a realizar se incluyen Badajoz-Mérida y Cáceres-Mérida. También las rutas Cáceres-Plasencia, Mérida-Plasencia, Cáceres-Valencia de Alcántara, Cabeza del Buey-Villanueva-Don Benito y Zafra-Mérida, entre otras. No se incluyen en los abonos ni el Intercity ni el Alvia. Según datos del Ministerio de Transportes, un viajero que use el abono mensual para la ruta de media distancia convencional Badajoz-Mérida, que cuesta 153,2 euros al mes, se ahorrará 1.838 euros al año. 

Hasta el pasado mes de noviembre, Renfe había emitido 17.500 abonos gratuitos en Extremadura, donde se han retirado otros 2.300 a usuarios que reservaban plazas que después no utilizaban.  

De cara al 2023, se crearán títulos multiviaje específicos para cada origen-destino de los servicios de media distancia convencional con una vigencia de cuatro meses, que se corresponden con los cuatrimestres naturales del año. Así, se pondrá a disposición de los usuarios un abono con validez hasta 30 de abril, otro hasta el 31 de agosto y un tercero hasta el 31 de diciembre. Para solicitarlos, hay que estar registrado en la web de Renfe y depositar una fianza de 20 euros que se devolverá si se cumplen algunas condiciones, entre ellas haber realizado al menos 16 viajes en los cuatro meses.

Coche: adiós a los 20 céntimos

Es una de las principales novedades del recién aprobado plan anticrisis del Gobierno. El descuento de 20 céntimos por litro de combustible se elimina para toda la población, aunque sí se mantendrá para transportistas, agricultores, navieras y pescadores. En el caso de los transportistas se mantiene el descuento de 20 céntimos por litro, pero se abonará cada mes. Para los agricultores se dará una ayuda directa de hasta 20 céntimos por litro mediante la devolución del impuesto especial de hidrocarburos, con un coste estimado de 240 millones de euros y 120 millones en el caso de los pescadores.

El descuento de 20 céntimos por litro de carburante comenzó a aplicarse el pasado mes de abril para compensar el desorbitado precio de la gasolina y el gasóil, que llegó a superar los dos euros por litro. En principio la medida iba a tener vigencia para tres meses, pero en junio el Gobierno decidió prorrogarla hasta el 31 de diciembre. Según los cálculos del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), solo en los tres primeros meses de aplicación los extremeños habrían ahorrado 55,04 millones de euros. En ese segundo trimestre del año se vendieron en la región 275 millones de litros de carburante, con lo que el descuento supuso 13,7 millones para las gasolineras y 41,2 para el Estado.

Avión: a Madrid y Barcelona desde 68 euros

Los vuelos desde Badajoz a Madrid y Barcelona están asegurados al menos hasta octubre de 2024, que es el periodo que abarca el último contrato firmado por la Junta de Extremadura con Air Nostrum y Melair por 4,4 millones de euros anuales. Ambas rutas están declaradas Obligación de Servicio Público (OSP) por el Ministerio de Transportes, por lo que los precios son competitivos:volar a Barcelona cuesta entre 93 y 103 euros y a Madrid entre 68 y 83. 

Pasajeros llegando al aeropuerto de Badajoz. EL PERIÓDICO

Actualmente el Aeropuerto de Badajoz opera 11 rutas semanales a Madrid y cuatro a Barcelona. El enlace con la capital de España incluye dos aviones de lunes a viernes con salidas a las 9.20 y las 19.40 horas desde Badajoz a Madrid y a las 7.30 y 17.50 desde la capital a Extremadura. Por su parte, la conexión de los domingos sale a las 17.50 de Madrid y a las 19.40 de Badajoz. El precio de los billetes se mueve entre los 68 y 83 euros por trayecto, en función de la fecha, e incluye un equipaje de mano y una maleta en bodega. La duración del vuelo es de 1 hora y 15 minutos. 

Con respecto al trayecto Badajoz-Barcelona, se puede volar todos los lunes, miércoles, viernes y domingos, con salidas desde Badajoz a las 16.30 horas. La duración del vuelo es de 1 hora y 35 minutos y el precio se mueve entre 93 y 103 euros por trayecto, también con equipaje. Al margen de estas rutas, en verano suelen ofrecerse otros destinos, como Mallorca, aunque en este caso no están subvecionados.  

Tras la renovación del contrato el pasado octubre, Air Nostrum aumentó la oferta de plazas en todas las frecuencias con Madrid un 49% respecto al mínimo establecido por la OSP, al pasar de utilizar aviones con capacidad para 50 personas a otros de 74 pasajeros. En la conexión con Barcelona, se han duplicado las plazas en determinados vuelos en los que se han observado «picos en fechas determinadas», con aviones de cien plazas

Compartir el artículo

stats